Leído

JUEGA SUCIO

Johnson va más allá y acusa al Parlamento y a la Unión Europea de "colaborar" para dificultar el Brexit

Mie, 14/08/2019 - 4:23pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Brexit sigue siendo un problema para las relaciones entre el Reino Unido y Europa, teniendo en cuenta que se tendría que haber consumado hace por lo menos 3 meses, y además el recientemente electo Primer Ministro, Boris Johnson, tampoco ayuda, teniendo en cuenta que lo único que le importa es llevar a cabo el Brexit sin tener en cuenta las consecuencias. A esto se le suma su negativa a llamar a elecciones y a llamar a sesiones del Parlamento, así como también sus críticas constantes hacia las autoridades de la Unión Europea. En tanto, desde Estados Unidos llega otra amenaza para Johnson, Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes que asegura que desde los demócratas se bloqueará cualquier acuerdo entre los norteamericanos e ingleses en caso de atentar contra la paz de países como Irlanda del Norte.

Contenido

Este miércoles 14/08, el recientemente electo Primer Ministro del Reino Unido, el conservador, Boris Johnson,  través de una transmisión en streaming de Facebook, aseguró que el Brexit sin acuerdo era lo más próximo a suceder, como ya viene haciendo desde antes de asumir el cargo. Sin embargo, perpetuo una guerra que también libra desde tiempos de Theresa May que es contra la Unión Europea y contra la democracia británica, es decir el Parlamento y la oposición liberal.

El mandatario dijo que existe una "terrible colaboración" entre la oposición y Europa, ya que según él, ambas partes creen que todavía hay probabilidades de lograr un acuerdo de salida o directamente de frenar el proceso de salida en su totalidad. Es por eso que el se cierne a su plan de salida dura y sin acuerdo, no dimensionar las consecuencias a estas decisiones, aunque esto signifique enemistarse por completo con la Unión Europea y evitar pasar por el Parlamento.

Recordemos que el pasado miércoles 24/07, Alexander Boris de Pfeffel Johnson, ganó en las elecciones primarias del gobernante Partido Conservador, donde había que elegir a un reemplazante de la ex Primer Minsitra, Theresa May que luego de atravesar una crisis política por no poder llevar a cabo la separación entre la Unión Europea y el Reino Unido, se vio obligada a renunciar al cargo.

Es así que Johnson prometió concretar el Brexit el 31/10, la fecha límite establecida entre Europa y la ex mandataria Theresa May, antes de su retirada, por más que eso significase llevar a cabo una salida dura y sin acuerdo. Algo que por supuesto molesta, no solo a los ciudadanos, quienes en el referéndum de 2016 votaron por la salida de la Unión Europea pero no en estas condiciones, además al propio partido conservador que no se siente en sintonía con los extremismos del actual primer ministro.

Lo que alarma a muchos es la negativa de Johnson a llamar a sesiones parlamentarias, así como a reunirse con la Unión Europea, como así también a llamar a elecciones antes del 31 de octubre. "Creo que el publico británico tuvo muchas elecciones, creo que lo que quieren es consumar el Brexit", aseguro el Primer Minsitro ignorando las necesidades y derechos de una población democrática, que es en primer lugar, elegir a su líder.

Durante el video Johnson respondió mensajes pre seleccionados, pero parecía estar dando un discurso de campaña política en lugar de estar dirigiéndose al pueblo como mandatario. Aunque estos mensajes no fueron nada conciliadores ya que lo único que demostraban era una ansiedad y inciativa ciega de concretar el Brexit, algo que claro está intentando lograr desde antes de que se celebre el referéndum en 2016.

“Eso no es lo que quiero, no es lo que buscamos, pero necesitamos que nuestros amigos europeos se comprometan. Cuanto más piensan que existe la posibilidad de que el Brexit pueda ser bloqueado en el parlamento, más firmes se mantienen en su posición ", dijo el Primer Minsitro en referencia a la reitrada sin acuerdo y al comportamiento de la Unión Europea con respecto al mismo, cuando en realidad es él quien no quiere conversar ni revisar el acuerdo de salida junto a Europa.

A esto se suma la gran oposición que tiene en e Parlamento, es por eso que no le conviene convocar sesiones parlamentarias. Recordemos que quienes se oponen no solamente son los laboristas, sino que también miembros del partido conservador, como Philip Hammond y otros 19 congresistas quienes le escribieron expresando preocupación porque había puesto el listón demasiado alto. Aunque según el conservador, "cualquier intento de evitar el parlamento provocaría una crisis constitucional", dijo a la BBC Radio este miércoles.

Horas después de las declaraciones de Jhonson, los miembros laboristas del Parlamento, consideran una "intervención dramática y radical" para dejarle en claro al oficialismo que están preparados para votar y intentar llegar a un acuerdo entre las dos partes en cuanto a un acuerdo de salida de la Unión Europea. "Tenemos que conseguir este acuerdo por la línea", dijo Stephen Kinnock, el diputado laborista. “Y, por cierto, si es el segundo referéndum lo que quieres, entonces la única forma de lograrlo a través de una ruta parlamentaria es tener la oportunidad de debatirlo y votarlo en la etapa del comité", concluyó.

En tanto, en Estados Unidos, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y prinicpal opositora de Donald Trump, aseguró que desde el ala demócrata del Congreso, se bloqueará cualquier tipo de acuerdo comercial entre Estados Unidos y el Reino Unido en caso de que exista un Brexit duro y sin acuerdo que ponga en peligro la paz en Irlanda del Norte. Recordemos que este territorio pertenece al Reino Unido, mientras que Irlanda, con su capital en Dublín, a la Unión Europea.

Estas declaraciones llegan luego de que Boris Johnson, elimine el plan de respaldo para mantener abierta la frontera de Irlanda del Norte, que fue negociada por su predecesora, Theresa May. Sin embargo, ante esta decisión del británico, cuando se pensaba que la Unión Europea iba a ceder, Bruselas decidió mantenerse firme al plan que ya existe sin darle la derecha al primer ministro inglés.