Leído

ELECCIONES 2020

La lucha contra los demócratas toca su punto más alto: Trump vuelve a bloquear información

Mie, 12/06/2019 - 3:14pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Desde el reporte del fiscal especial, Robert Mueller, en cuanto a la injerencia de Donald Trump en las elecciones de 2016, que fue entregado al Congreso de forma parcial, las relaciones entre la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, y la Casa Blanca de Trump se tensaron más que nunca. Aunque hoy tocaron su punto más alto cuando el mandatario norteamericano decidió utilizar su privilegio ejecutivo y bloquear el acceso del Congreso a documentos sobre las condiciones del próximo censo de 2020, el cuál contiene una pregunta algo molesta para el electorado demócrata.

Contenido

Este miércoles 12/06, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump volvió a la carga contra los demócratas y utilizó su privilegio de mandatario y líder del Poder Ejecutivo en cuanto a mantener en secreto, y aislado del Congreso, los documentos que contienen las caracterísitcas y detalles del próximo censo de 2020 en Estados Unidos. En los papeles también se encuentra la información acerca del sistema de anexión de una nueva pregunta sobre la ciudadanía. 

El censo, como bien sabemos, es un estudio que determina, entre otras cosas, como está formada la población estadounidense. Se realiza cada 10 años y es un principio fundamental en la democracia norteamerciana porque además dicta la composición de los límites del Congreso y que cantidad de escaños recibe cada Estado en la Cámara de Representantes. Es por eso que el incluir una pregunta sobre la ciudadanía podría reducir la participación de minorías, que votan a los demócratas.

Es así que si el número de ciudadanos que participan en el censo se reduce, ya que los no ciudadanos se mostrarán reticentes a responder las preguntas propuestas por la Casa Blanca, la distribución de los escaños por Estado en la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, podría variar a favor de los republicanos porque la repartición de las bancas se basa en la población bruta. Otra de las estrategias del mandatario para asegurarse el poder en las próximas elecciones, y no solo en el Poder Ejecutivo.

Aunque al mismo tiempo que el presidente Trump anunciaba su decisión, el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Represetantes estaba reunida con el fiscal general, William Barr, aliado de Trump también en el caso Russiagate con el Reporte de Mueller, y el Secretario de Comercio, Wilbur Ross. Ambos fueron quienes se negaron a entregar los documentos en primer lugar. Es así que la Cámara de Representantes hoy iba a votar por su desacato.

"Quiero saber por qué se agregó mágicamente esta pregunta después de que vimos que un operativo político conocía y detallaba la intención de intimidar a las comunidades raciales e inmigrantes por un propósito partidista", dijo la diputada por el Estado de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez.

Sin embargo los planes fueron interrumpidos por el anuncio de Trump, lo que llevó a los demócratas a posponer su voto hasta más tarde. Así lo propuso el presidente del Comité, Elijah Cummings para luego calificar a las acciones del presidente como "otro ejemplo del desafío general de la administración a las responsabilidades constitucionalmente encomendadas por el Congreso".

En tanto, la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, quien también está involucrada, evalúa la legalidad de la pregunta incluida y podría dictar un fallo en los próximos días. Teniendo en cuenta que no es la primera vez en el año que Trump utiliza sus prerrogativas contra el Congreso, cuando se supone que ambos poderes se tienen que complementar y controlar entre sí, solo que el cuerpo legislativo no estaría pudiendo. 

Como tampoco es la primera vez que miembros del gabinete de Trump son sometidos a interrogatorio de la Cámara de Representantes hacia un posible desacato. Recordemos que ya ocurrió más temprano este mismo año cuando el fiscal William Barr se negó a presentar una versión no interpretativa y redactada del informe de Robert Mueller acerca de la injerencia rusa y del gobierno en las elecciones de 2016.

Mientras tanto, los republicanos, que algunos también están en contra de algunas de las medidas del presidente como los aranceles a México o la continúa tensión con China, protestaron contra las acciones del Comité ya que según los seguidores de Trump, los demócratas continúan con su guerra y "Caza de Brujas" contra el mandatario.

Es así que hasta ahora los tribunales que se dedicaron al tema dijeron que la inclusión de la pregunta podría tratarse de violaciones constitucionales y legales, ya que como explicamos antes podría resultar en una ciudadanía inexacta e incompleta.

En tanto, el presidente estaba reunido con su homólogo polaco, Andrzej Duda, con quien dio una conferencia de prensa y se refirió a un posible despliegue militar en Europa y en Polonia, así como la confirmación de su reunión con Vladimir Putin en el próximo G-20 en Japón. Además se refirió a su decisión de ejercer su privilegio en cuanto al censo y dijo: "Creo que cuando se tiene un censo y no se puede hablar sobre cuándo una persona es ciudadana o no, no suena muy bueno para mi ", aseguró el presidente convencido de su accionar.

Sin embargo, cuanta más información pretenda esconder el presidente, teniendo en cuenta el caso del reporte de Mueller, sus actividades financieras y ahora su plan de censo, mayor será el nivel de dudas que aparezcan sobre el y su administración. Aunque esto parece no importarle al presidente, mientras su electorado republicano siga intacto.