Las historias judías ocultas en la fachada de Notre Dame

Leído

TESOROS HISTÓRICOS

Las historias judías ocultas en la fachada de Notre Dame

Mie, 17/04/2019 - 7:49pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Notre Dame, la Catedral que representa en corazón de los franceses y que ardió en llamas ante los ojos del mundo el lunes 15/04, no solo tiene un significado superlativo para los ciudadanos de París sino que personas de todas las religiones y de todo el mundo sintieron la pérdida. Aunque, a pesar de ser una Iglesia Católica, algunas de las obras de arte más destacadas se referían a los judíos y a su situación como discriminados por la Santa Sede en el siglo XIII.

Contenido

Actualmente, según la Agencia Judía, 88.000 personas son las que forman la comunidad judía en Francia. Ellos fueron sin duda, entre cristianos y musulmanes, los que lloraron por el incendio y el derrumbe de la Catedral de Notre Dame el lunes 15/04, ya que era parte de la historia de la humanidad y al parecer también de su propia historia como grupo religioso. 

Al parecer muchas de las figuras que forman la fachada característica de Notre Dame cuentan la historias propias de la comunidad judía y que reflejan las costumbres de los judíos en la época en la que se construyó el edificio, es decir entre los años 1163 y 1260. Fechas que también coincidieron con la persecución de judíos en toda Europa. 

En el siglo XI, Francia se convirtió en un polo de atracción de la cultura judía, sin embargo a esta época le siguieron las Cruzadas en el siglo XII, cuando se desataron los procesos del Talmud, obra que recoge principalmente las discusiones rabínicas sobre leyes judías, como un código civil para la comunidad judía, cuando el Papa Gregorio I en 1239 mandó a destruir los libros ya que estaba convencido que los que no cumplían las reglas católicas, eran traicioneros de Jesús y entonces fueron abandonados por el. 

Estas medidas, junto con las expulsiones de judíos más o menos temporales, golpearon a la comunidad que claramente no contaba con la protección del Papa.

El 3/03 de 1240, los oficiales de la iglesia ingresaron a las distintas sinagogas de Francia durante el Shabat, el día de descanso después de los 6 días que se trabajo para la creación del mundo según el libro de Génesis de la Biblia, y confiscaron miles de volúmenes de Talmud.

Es por eso que las figuras representadas en la fachada de Notre Dame cumplían en aquel entonces una función educativa y de transmisión de mensajes a los cristianos de París, que en su mayoría eran analfabetos, cuyo objetivo era demostrar el desprecio por los judíos, y a la vez, sin darse cuenta datar de como eran los miembros de la comunidad en ese entonces. 

Uno de ellos, ubicado en la entrada principal, es un tallado de dos santos cristianos: Ana y Joaquín, quienes en las escrituras son judíos, entonces para representarlos el escultor tuvo que inspirarse en ciudadanos de esa época. De esa forma también hay data de como era la vestimenta y las ceremonias. 
 

Ana y Joaquin, Catedral de Notre Dame

Otra de ellas es Synagoga, la mujer que esta representada en las dos estatuas en Notre Dame. Una mujer derrotada con un reptil que cubre sus ojos e inclina su cabeza sosteniendo las tablas de la ley de la comunidad judía que se intentan soltar de su agarre. Esa imagen representa la situación del pueblo semita en ese momento, humillado y despojado de sus escrituras por la supremacía de la Iglesia Católica

El objetivo principal era lograr que los cristianos al ingresar a la misa observen esas figuras algo distintas que reflejaban fracaso y así poder generar una relación entre: judaísmo y humillación. Tan importante era este fin, incluso luego de la Revolución Francesa, que tras ser destruidos fueron recreados y reemplazados años más tarde en el siglo XIX.

Synagoga, otra figura representativa del judaísmo en el siglo XII

La Catedral de Notre Dame, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, resistió 800 años de historia, pero al parecer dijo basta frente a un trabajo de renovación que terminó con la parte trasera del edificio, incluida la "Aguja", la torre de más de 90 metros que cayó frente a los ojos de todo París. 

Aunque muchas otras piezas, entre ellas las que conforman el tesoro de Notre Dame, como la Corona de Espinas de Jesús, fueron preservadas por el gobierno de París en la Casa de Gobierno, de acuerdo a lo que explicó el Ministro de Cultura de Francia. 

Ahora, después de la masiva ola de donaciones millonarias, es el turno de la reconstrucción. Para eso el gobierno francés anunció un concurso internacional con el objetivo de encontrar un diseño correcto para “darle a Notre Dame una nueva aguja adaptada a las técnicas y los desafías de nuestro tiempo”, explicó el Primer Ministro, Edouard Philippe. 

Esta propuesta desató un debate en cuanto a: darle a la nueva Catedral un diseño más moderno y acorde a la época o mantener lo que ya existe y solamente replicarlo. Aunque correría riesgo perder algunas de las tantas figuras que tuvieron su rol en la historia. 

Si bien las obras mencionadas anteriormente pudieron salvarse del fuego y otras tantas que contenían historia de la humanidad no, es importante poder reconocer y reflexionar sobre los relatos y hechos que esconde cada figura, tanto acerca de las características de la sociedad francesa de ese entonces, como de las condiciones de vida de la comunidad judía, la discriminación que vivían y su relación con la Iglesia Católica.