Leído

FORO DE LA PAZ Y LA PROSPERIDAD

Para Trump/Kushner, la paz en Medio Oriente vale US$ 50.000 millones

Mie, 26/06/2019 - 8:43am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Ni Israel ni Palestina se han presentado a la cita en un hotel de Bahréin, concertada por el yerno de Donald Trump, Jared Kushner, para ofrecerles -sin pasión, ni convicción, ni grandes ideales sino mucho dinero– el final del conflicto en la región en el marco de los 2 días del Foro de la Paz y la Prosperidad, de la mano de Tony Blair y los jefes del Banco Mundial y el FMI. Coincidiendo con el evento, comenzó la huelga general en Gaza y marchas de protesta en Cisjordania, con la consigna “Palestina no se vende”, y la siguiente frase: “No necesitamos dinero, no queremos pan, queremos dignidad”. La paz no tiene precio, pero ¿puede comprarse? Kushner, empresario inmobiliario como su suegro, cree que sí. Su “Trato del Siglo” (según ironías árabes) desafía a docenas de resoluciones de Naciones Unidas sobre el conflicto en Medio Oriente. Ningún político palestino podría sobrevivir a la capitulación de aceptar la oferta de Kushner, pero él insiste con el apoyo de su suegro.

Contenido

Al Jazeera, la cadena de Catar, lo presenta así:

"El asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner, calificó el plan de Estados Unidos para Oriente Medio como "la oportunidad del siglo" para los palestinos, pero dijo que su aceptación era una condición previa para la paz.

Sus comentarios el martes se produjeron cuando comenzó a promover el plan económico del gobierno de los Estados Unidos para la inversión en la región durante un taller en Bahrein, anunciado como la primera parte del plan más amplio de Washington para resolver el conflicto israelí-palestino durante décadas.

El evento de dos días en la capital de Bahrein, Manama, ha sido boicoteado por la Autoridad Palestina, que lo ha rechazado como un intento infructuoso de "liquidar la causa palestina". Los Estados Unidos no invitaron a representantes del gobierno israelí, pero asistieron varios funcionarios de países regionales.

Dirigiéndose a los asistentes, Kushner, quien también es yerno del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo: "Llegar a un acuerdo económico es una condición necesaria para resolver los problemas políticos que antes no se podían resolver".

Si bien el seminario no abordará las soluciones políticas, Kushner reconoció en su discurso la necesidad de abordarlas más tarde.

"Para ser claro, el crecimiento económico y la prosperidad para el pueblo palestino no son posibles sin una solución política duradera y justa al conflicto, una que garantice la seguridad de Israel y respete la dignidad del pueblo palestino", dijo.

Trump tomó una línea sin disculpas a favor de Israel durante su presidencia, con movimientos que incluyeron su controvertido reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel a fines de 2017. Kushner reconoció un amplio escepticismo sobre las intenciones del Presidente de USA, pero dijo que los palestinos habían sido maltratados por los esfuerzos anteriores de paz. .

"Mi mensaje directo al pueblo palestino es que, a pesar de lo que dicen los que lo han decepcionado en el pasado, el presidente Trump y Estados Unidos no se han dado por vencidos", dijo Kushner.

Rechazó la burlona descripción del plan de paz de Estados Unidos como el "acuerdo del siglo", pero dijo: "Este esfuerzo se conoce mejor como la oportunidad del siglo, si el liderazgo tiene el valor de perseguirlo". (...)".

Es otro retroceso respecto a la iniciativa árabe de paz de Beirut de 2002, ratificada en Riad en 2007 por la mayoría de mandatarios árabes. El objetivo de Washington DC y Tel Aviv parece ser, precisamente, enterrar dicho plan como punto de partida. Aquel contemplaba la normalización de relaciones con Israel a cambio de su retirada a las fronteras de 1967 y del reconocimiento del derecho al retorno de los palestinos expulsados.

Nada de esto formaría parte del plan Kushner, que condonaría la anexión a Israel de la mayoría de sus colonias en Cisjordania -además de Jerusalén Este y la renuncia a un Estado palestino- a cambio de 179 proyectos de infraestructuras, entre ellos una autopista elevada que intercomunique Gaza y Cisjordania.

Por ahora, el plan de Kushner y del secretario del Tesoro de USA y productor cinematográfico, Steven Mnuchin, parece pura fantasía. Pero países del golfo Pérsico estarían dispuestos a suspender su incredulidad siempre que USA se mantenga firme en su guerra económica y política contra Irán, que es la contracara del plan.

El proyecto dice prever inversiones por US$ 50.000 millonesen 10  años, que aportarían las monarquías árabes: poco más de la mitad de ese dinero se aplicaría en Cisjordania y la franja de Gaza. El resto se distribuiría entre los gobiernos aliados de Egipto, Jordania y Líbano.

Trump ha eliminado en forma progresiva las ayudas a los palestinos, no sólo a la Autoridad Nacional, sino también a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina o la de Usaid. También ha cerrado la legación palestina en la capital estadounidense.

Kushner en Bahrein

Otra vez Al Jazeera:

"(...) Sin embargo, Washington espera que los asistentes a Manama, como los estados ricos del Golfo, muestren un interés concreto en el plan.

Arabia Saudita, un aliado cercano de Estados Unidos que comparte un enemigo común con Israel en Irán, expresó su apoyo el martes a los "esfuerzos internacionales dirigidos a mejorar la prosperidad, la inversión y el crecimiento económico en la región".

No obstante, Riad reiteró que cualquier acuerdo de paz debe basarse en la Iniciativa de Paz Árabe liderada por Arabia Saudita, que ha sido el consenso árabe sobre los elementos necesarios para un acuerdo desde 2002.

Ese plan exige un Estado palestino trazado a lo largo de las fronteras que son anteriores a la captura de territorio por parte de Israel en la guerra de Oriente Medio de 1967, con su capital en Jerusalén Este y el derecho de retorno de los refugiados, puntos rechazados por Israel.

Pero en una entrevista con Al Jazeera poco antes de su partida a Bahrein, Kushner dijo que la Iniciativa de Paz Árabe no era la base para el plan de paz de Estados Unidos para el Medio Oriente.

"Creo que todos debemos reconocer que si alguna vez hay un acuerdo, no va a estar en la línea de la iniciativa de paz árabe", dijo. "Estará en algún lugar entre la iniciativa de paz árabe y entre la posición israelí", agregó.

Ali Abunimah, cofundador de la publicación digital Intifada electrónica, dijo que todos los enfoques anteriores habían fracasado "por la sencilla razón de que ni uno solo abordó el tema central, que es la ocupación militar israelí, la construcción de asentamientos y la negación de los derechos de millones de palestinos. a gran escala ".

Al describir el tono de Kushner en su discurso en Manama como "condescendiente" para los palestinos, Abunimah le dijo a Al Jazeera: (...) "Kushner está hablando como si no hubiera paz simplemente porque los palestinos no quieren la paz. No hay paz porque Israel dirige una dictadura militar sobre millones de palestinos y Estados Unidos la apoya"."