Leído

ESCALAN LAS TENSIONES

¿Se acerca la intervención china en Hong Kong?: Imagenes satelitales muestran blindados chinos en la frontera

Mie, 14/08/2019 - 6:09pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Luego de las acusaciones por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump con respecto a que el régimen chino estaría movilizando tropas hacia la frontera con Hong Kong para intervenir en un proceso de orden a los masivos disturbios y manifestaciones que tienen lugar en el territorio hace casi 10 semanas, las imagenes satelitales tomadas en la ciudad de Shenzhen, que limita con Hong Kong, muestran lo que al parecer son camiones blindados de China. ¿Por qué el régimen decide avanzar ahora? Simple: los manifestantes, quienes eran vistos como víctimas por la comunidad internacional, cometieron un error al atacar 2 hombres sospechosos de ser espías en cubierto. Es por eso que a eso le prosiguió el cierre del aeropuerto. A todo esto, y frente a la intromisión de Estados Unidos, China llamo a Trump a "no entrometerse en asuntos de Hong Kong", casi en modo de amenaza.

Contenido

La situación en Hong Kong es casi insostenible, los manifestantes ya no saben donde ni como hacerlo, probaron destruyendo el Congreso, irrumpiendo en centros comerciales y hasta organizando una sentada de 3 días en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong, sin embargo todos los intentos acabaron con represión y disturbios. En consecuencia, el gobierno norteamericano de Donald Trump intervino y aseguró que el Ejército chino estaba enviando tropas a la frontera con Hong Kong. 

"Nuestra Inteligencia nos ha informado de que el Gobierno chino está trasladando tropas a la frontera con Hong Kong", dijo Trump a través de su cuenta de Twitter para después pedirle a todos los ciudadanos "estar tranquilo y seguro". Claro que esto no gustó nada a los chinos que amenazaron a Trump y le pidieron que deje de "entrometerse en Hong Asuntos de Kong ". 

Aunque ahora la situación se agravó porque la agencia de noticias, Associated Press, dio a conocer imagenes satelitales del centro deportivo Shenzen Bay, un estadio ubicado en la ciudad con su nombre que también es la ciudad fronteriza entre Hong Kong y China. Las imagenes mostraban nada más y nada menos que vehículos blindados de transporte de personal y otros vehículos pertenecientes a la policía china, estacionados en la puerta del estadio. Claro que muchos interpretaron esto con una posible intervención militar china.

Por su parte, The Global Times, otro medio pro régimen chino, el pasado 06/08, también señaló en su informe que 12,000 policías, tanques, helicópteros y vehículos anfibios se reunieron en Shenzhen. Pero hasta ese momento no había levantado demasiadas sospechas, tuvo que ser hasta las confirmaciones de Trump que comenzó un conflicto diplomático.

Lo cierto es que desde los medios pertenecientes al régimen chino aseguran que esas operaciones militares en Shenzhen, efectivamente son de ellos, pero que estaban planeadas desde mucho antes que estallen las manifestaciones en Hong Kong. Aunque recordemos que el gobierno de Xi Jingping reiteradas veces tildó a las protestas de " brotes de terrorismo", es por eso que no extrañaría, una decisión de intervenir por parte de China.

A esto se le suma lo informado por Reuters en cuanto a la negativa por parte de China a autorizar la llegada de buques de la Armada de Estados Unidos al puerto de Hong Kong. Claro que el gobierno de Xi no ve con buenos ojos la intervención de Estados Unidos en territorio propio y que además esta en conflicto político por querer rebelarse contra el régimen.

Sin embargo esa tampoco fue la primera vez que China se negó a una llamada de Estados Unidos al puerto: en septiembre pasado se prohibió la visita del barco de asalto anfibio USS Wasp, aunque en ese momento el rechazo tuvo que ver con la guerra comercial en la cual todavía están envueltas ambas potencias.

Pero volviendo a la posible intervención china, muchos creen que se podría repetir una situación como la que sucedió en la plaza de Tiananmen de Beijing hace 30 años, cuando frente a una protesta masiva, los tanques del régimen se enfrentaron en la plaza y luego comenzaron con una terrible represión. Tanto que este tema continúa siendo un tabú en territorio chino, es por eso que cuando se realizan marchas recordando la fecha, se realizan en Hong Kong.

Tengamos en cuenta que para China no es tan fácil ingresar y reprimir, ya que se vería del todo comprometida su imagen internacional, la cual se ocupó de limpiar en los últimos años. Además, está en juego el territorio de Taiwán, donde próximamente hay elecciones y  el partido opositor al Komintang, aliado del régimen chino, está liderando las encuestas de cara a las próximas elecciones para el puesto ejecutivo. Según el medio Asia Times, una encuesta realizada por un grupo de expertos locales, Tsai Ing-wen, la actual presidenta ganaría con el 51% de los votos.

Recordemos que Hong Kong ya se encuentra en su décima semana consecutiva de protestas en contra del régimen chino y de todas las cosas que este significa, entre ellos la ley de extradición que propone la cabeza del ejecutivo honkonés, Carrie Lam, por quien piden su destitución. Es así que este martes 13/8, el Aeropuerto Internacional de Hong Kong tuvo que suspender actividades por segundo día consecutivo, mientras se agudiza una protesta comenzada a principios de junio por un proyecto de ley de extradición a China, percibida como el símbolo del aumento del poder de Beijing sobre la isla semi-autónoma.

Aunque al parecer los manifestantes cometieron un error, motivado por el enojo contra el régimen: atacar a dos hombres que eran sospechosos de estar en cubierto y pertenecer a la policía, pero nunca se confirmó que esto fuera así. En consecuencia, una orden judicial fue emitida en contra de los manifestantes ordenando cerrar el aeropuerto. La misma prohibió a cualquier persona "asistir o participar en cualquier manifestación o protesta u evento de orden público en el aeropuerto que no sea en el área designada por la Autoridad del Aeropuerto". 

En consecuencia, muchos aseguran que el régimen chino vio en este flaqueo de los manifestantes, una oportunidad para intervenir, pero ¿están dispuestos a repetir Tiananmen y poner en riesgo su imagen internacional?