Leído

ARDE EL PARLAMENTO BRITÁNICO

Se cayó el Brexit: God save the Queen (y a la libra)

Mie, 13/03/2019 - 8:46am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Parlamento británico volvió a rechazar la propuesta de la primer ministro británica, Theresa May, en cuanto al Brexit. El Brexit, la separación comercial, politica y economica del Reino Unido de la Unión Europea parece no concretarse nunca, si bien la fecha estipulada para su efectividad es el 29/03, el poder legislativo ingles no parece ponerse de acuerdo y contiuna exigiendo condiciones. No faltan quienes, apelando a la ironía británica, dijeron "God save the Queen" (Que Dios salve a la Reina).

Theresa May, primer ministro británica, en el Parlamento inglés por la votación del Brexit
Contenido

Por la tarde del martes 12/03, se llevó a cabo la segunda votación en el Parlamento inglés por el acuerdo que estipula las condiciones del Brexit, el divorcio definitivo entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido. 

Con 291 votos en contra y solo 242 a favor, el plan de la primer ministro, Theresa May, fue rechazado otra vez. Recordemos que un acuerdo previo también fue dejado de lado a principios de este año. 

La primer mandataria del Reino Unido, el lunes 11/03 por la noche se había reunido con el presidente luxemburgués de la UE, Jean Claude Juncker, para la negociacion del Brexit. Mientras May tenía esperanzas de de cara a la reciente votación, ya que había logrado acordar algunas de las condiciones que demandaban la Cámara de los Comunes, la Comisión Europea, aseguró que :“No habrá una tercera negociación”

El punto clave para tener de esta reunión fue la negociación de las condiciones de “la salvaguarda”, una especie de garantía propuesta por la UE en el Acuerdo de Retirada que consiste en que, una vez efectuado el Brexit, el Reino Unido permanezca de la red aduanera por el periodo de 2 años.

Sin embargo, las modificaciones no fueron suficientes para el Parlamento, debido a la situación actual de las políticas y las fronteras de ambas Irlandas: Irlanda del Norte, la cual pertenece al Reino Unido y la República de Irlanda, que es un país independiente, miembro de la Unión Europea.

Luego de la Guerra de Irlanda del Norte que finalizó con el Acuerdo de Viernes Santo en 1998. El conflicto de guerrillas que enfrentó, por un lado, a los unionistas de Irlanda del Norte, partidarios de preservar los lazos con el Reino Unido, y por otro lado a los republicanos irlandeses, partidarios de la independencia.

El objetivo de ambas partes (Reino Unido y Unión Europea) es evitar la creación de una frontera “dura” o física entre las dos Irlandas, y continuar manteniendo las buenas relaciones comerciales y políticas, y así no tener que imponer ni aranceles ni controles en las aduanas.

La primera ministro explicó a la salida de la reunión que las dos partes se comprometieron a velar por los lazos comerciales entre ambos territorios irlandeses, siempre y cuando haya un acuerdo para diciembre de 2020.

Como si fuera poco, un grupo perteneciente a la IRA ( Ejército Republicano Irlandés, por sus siglas en inglés), se responsabilizó por las bombas encontradas en los edificios de Londres y la Universidad de Glasgow el 6/03.

En conclusión, Theresa May no logró persuadir a los parlamentarios, entonces el miércoles 13/03 el Parlamento se volverá a reunir para una nueva votación, pero esta vez para decidir si: abandonar la UE sin acuerdo que rija las relaciones entre Londres y Bruselas, o si retrasar la separación