Leído

DOBLE REVÉS PARA TRUMP

Trump: entre la espada(Corea del Norte) y la pared(China)

Vie, 01/03/2019 - 10:43am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Luego de un segundo encuentro sin acuerdo entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, se podría decir que la relación entre ambas potencias no tiene planes de progresar en un futuro cercano. Aunque ese no es el único fracaso reciente de Trump, ya que el fin de la guerra comercial con China tampoco ve el final del túnel.

Kim Jong Un, líder de Corea del Norte y Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Contenido

El jueves 28/02 el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio por fracasada la cumbre por la desnuclearización con el líder norcoreano, Kim Jong Un. “A veces es necesario retirarse”, declaró el mandatario norteamericano tras haber rechazado las condiciones que imponía el país asiático: que Washington levante las sanciones. 

Para intentar frenar el programa nuclear con el que cuenta Corea del Norte, Trump junto con las Naciones Unidas en 2017  decidieron cortar las principales fuentes de ingreso de efectivo del país al imponer sanciones sobre las compañías de comercio y transporte marítimo. 

“No podíamos levantar las sanciones en su totalidad”, dijo Trump, ya que es algo que Estados Unidos no se puede permitir y al parecer, tampoco Corea del Norte. La puja entre ambas potencias no va a terminar porque ninguno está dispuesto a ceder. Algunos analistas en Estados Unidos sostienen que lo que falta: flexibilidad y compromiso de ambas partes.

De igual modo que ocurre con Corea del Norte va a ocurrir con su vecino, China. El Ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, dio su opinión luego de la resolución de la cumbre: “las dificultades en las reuniones fueron inevitables, pero que los dos países deberían seguir adelante con sus esfuerzos, en los que China jugará un papel constructivo”.

China es el segundo problema que tiene Trump en este momento. El representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, habló el miércoles 27/02 en el Congreso estadounidense y dejó claro que, desde su punto de vista, la guerra comercial con Pekín no va a terminar.

La reciente decisión de la Casa Blanca de retrasar el plazo para aumentar los aranceles a US$ 200.000 millones en productos chinos hasta el 1 de marzo, a causa de los últimos avances y buenas relaciones entre ambos mandatarios fue recibida con expectativa por los empresarios chinos.

Sin embargo, Lighthizer aseguro que todavía: “hay un largo camino por recorrer” y terminó con la ilusión de la posibilidad de un acuerdo. Luego agregó que el problema principal no es simplemente llegar a un acuerdo, es comprometerse con el cumplimiento del mismo.

Las presiones hacia Trump no solo provienen de China y Corea del Norte, sino que también de su propio país, donde su ex abogado, Michael Cohen, declaró ante el Congreso que el mandatario es “un racista, un estafador y un tramposo", para después contar como el presidente ordenó contratar a dos empresas para la manipulación de encuestas electorales de Internet.  

Daniel Russel, ex diplomático del Departamento de Estado para Asia Oriental hasta principios de la administración de Trump dijo: “Kim Jong Un no está probando misiles balísticos en este momento, está probando a Donald Trump”. Aunque, por ahora, no hay situación alguna que logre cambiar el rumbo de acción del presidente de norteamericano.