Leído

ANTES DEL G-20

Trump no mide las consecuencias: frente a su indiferencia, amenaza en público a China

Mie, 26/06/2019 - 6:09pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

A tan solo 2 días de la reunión del G-20, el grupo de países que se reunirán en Osaka el próximo 28/06, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump no tuvo mejor idea que volver a amenazar a China, la segunda potencia mundial con la que está envuelto en una guerra comercial que cada vez es más compleja. Es así que el presidente aseguro que si las conversaciones planeadas para la semana entrante fracasan, se aplicarán nuevas sanciones. En tanto, autoridades del gobierno aseguran estar cada vez más cerca del acuerdo.

Contenido

Este miércoles 26/06 el mandatario Donald Trump habló sobre nuevas posibles tarifas a China y aseguró que si las próximas conversaciones bilaterales no son exitosas pondrá en marcha su 'plan B' que al parecer, como dijo anteriormente podría aumentar los aranceles hasta un US$ 300.000 millones.

"Mi plan B con China es recibir miles de millones y miles de millones de dólares al mes y haremos cada vez menos negocios con ellos", dijo Trump en modo de amenaza durante una entrevista con Maria Bartiromo de Fox Business Network, su medio de comunicación por excelencia. Por su parte el reportaje pareció todo menos eso ya que la periodista no lograba hacer la pregunta porque el presidente continuaba con sus declaraciones sin dar un respiro.

Sin embargo, en referencia al posible aumento de tarifas también dijo que en caso de llegar a un acuerdo en Osaka, los aranceles podrían ser de tasas del 10%, no del 25% como había anunciado antes. Aunque según lo que informó Bloomberg, desde la Casa Blanca aseguran que no se espera ningún acuerdo comercial detallado para el sábado.

"Ya le dimos a México y Canadá un respiro", explicó el presidente para luego asegurar que eso fue solo por la presión del Congreso y dando a entender que no harían lo mismo con China. Por otro lado se refirió a las quejas y el mal pasar comercial de las empresas industriales de Estados Unidos del que hablan los periodistas y algunos especialistas diciendo que las industrias están completamente bien.

Estas declaraciones del mandatario republicano llegan en un momento especial tanto para la política internacional como para la interna de Estados Unidos, teniendo en cuenta que hoy comienzan los debates entre pre candidatos demócratas para luego decidir quien será el que se enfrente a Trump en los comicios de 2020. Sin embargo, el escenario internacional esta movilizado por la inminente reunión del G-20 en Osaka, Japón, el próximo 28/06.

En tanto, Xi Jingping, el martes 25/06, convocó una reunión del Partido Comunista Chino en el marco del próximo encuentro con su homólogo estadounidense. Según el diario oficial del partido la consigna de la reunión fue: "recordar la misión y conducir la auto revolución", un término que utilizan desde el país asiático en referencia a superar los intereses locales.

Si bien el presidente de China, Xi Jingping, después de idas y vueltas aceptó reunirse con Trump en el evento, será difícil llegar a un acuerdo con lo busca desesperadamente Trump, sobre todo luego de las amenazas recientes. 

En general, se espera que los dos líderes anuncien que los dos países mantendrán sus aranceles adicionales u otras formas de represalias mientras continúan las conversaciones para poner fin a las tensiones comerciales. Aunque no es el objetivo del presidente.

Recordemos que a principios de mayo de este año las tensiones entre Trump y Xi Jingping aumentaron debido a la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos por valor de US$ 200.000 millones anuales. En respuesta, las autoridades chinas fijaron tarifas a las importaciones de artículos estadounidenses por US$ 60.000 millones.

Durante la entrevista el mandatario también se refirió a Vietnam y como las compañías chinas utilizan al país vecino para eludir las tarifas de Estados Unidos. "Vietnam se aprovecha de nosotros, incluso peor que China", explicó Trump en referencia a las acciones de China de reducir el precio de su moneda para los productos exportados, lo que causa un comercio no transparente e injusto para otros países.

Por su parte Trump se muestra confiado frente a la figura de China y parece ignorar las quejas del partido demócrata y de los propios empresarios con respecto a la guerra comercial, lo que no está seguro de poder ignorar son los mercados que hacen caer el dólar frente al euro y alzan el oro y los bitcoins.