¿Un triunfo para Francisco?: el Vaticano estrecha relaciones con China

Leído

IGLESIA CATÓLICA

¿Un triunfo para Francisco?: el Vaticano estrecha relaciones con China

Lun, 11/03/2019 - 20:26
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El régimen comunista chino, liderado por Xi Jiping, nunca fue destacado por tener buenas relaciones con el catolicismo, como tampoco con ninguna religión que no esté relacionado con el culto al Partido Comunista. China y la Santa Sede no tienen relaciones diplomáticas desde 1951, además la religión en Oriente está dividida entre: pro Vaticano y anti Vaticano, aunque durante las últimas semanas el cardenal Fernando Filoni, visitó Taiwán, Macao y Hong Kong. ¿ Será su visita el principio de la reconciliación entre China y el Vaticano? ¿Y entre ambas ramas del catolicismo chino?

Contenido

Desde el 27/02 hasta el 6/03, el cardenal Fernando Fiolini, prefecto (magistrado) de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos recorrió los territorios de Oriente; Taiwán (el único territorio Chino con el que tiene relaciones la Santa Sede), Macao y Hong Kong. Si bien el régimen comunista chino está en contra de la existencia de un culto oficial y establecido en su territorio, no lo está con respecto a la existencia de una religión de Estado. 

Desde 1951 China no tiene ningún tipo de lazos diplomáticos con el Vaticano ya que el líder comunista Mao Zedong expulsó al Nuncio de la Santa Sede.  

El 22/09 del año 2018, China firmó en Pekín (ciudad capital de China), el Acuerdo Provisorio con la Santa Sede en cuanto al nombramiento de Obispos en China, cuyo fin es, según los miembros del acuerdo, el bien de la comunidad china y la paz mundial. Aunque también es conveniente para el Vaticano la alianza con el país oriental ya que actualmente es la segunda economía mundial.

En China, la comunidad católica está dividida, entre la Asociacion Patriotica Católica China, que es reconocida a ojos del gobierno y cuyas autoridades no son el Papa ni los Obispos, son designadas por los funcionarios estatales. Por otro lado, existe la iglesia clandestina, que solo reconoce la autoridad del Vaticano y del Papa.

Aunque en los últimos meses, a causa de la decisión del régimen de acabar con las religiones extranjeras y hacerlas “más chinas” cerrando templos y prohibiéndolas, en otras palabras, avanzar en la creación de una religión de Estado. Según el chino a cargo del departamento de Asuntos Religiosos, Wang Zuoan: las medidas tienen un carácter de urgencia.

“El uso extranjero de la religión para infiltrar el país se intensifica cada día y el pensamiento extremista religioso se está extendiendo en algunas áreas”, justificó el funcionario.

“La Asociación Católica Patriótica y la Conferencia Católica de Obispos en China apoyan sinceramente”, indica el acuerdo publicado en la página web de la Santa Sede. La única información disponible del pacto es que permite que el Vaticano reconozca a 7 Obispos nombrados por el régimen, mientras, China acepta que
el Papa tenga poder de decisión sobre la designación de los prelados (obispado) en las diócesis de su territorio.

“Después de 70 años de división, no se puede esperar que los problemas se resuelvan en un día”, dijo el enviado del Vaticano y además expresó la intención de la institución de unificar el catolicismo chino, sin que nadie se sienta ganador ni perdedor.

Se calcula que en China hay aproximadamente 12 millones de católicos, mientras la población total alcanza los 1.370 millones de personas.

Si el acuerdo con China se concreta, significa un triunfo para el Papa Francisco I, sumado a la misa que celebró en febrero en la Península Arábiga, en territorio islámico, sería el primer Papa en afianzar relaciones con otras religiones. Además, lograría el restablecimiento de los lazos con China después de casi 70 años de enemistad y comunismo.