USA no fue el único: El PP usó un hacker para polarizar las redes en las elecciones 2015

Leído

INVESTIGACÍON DE 'EL MUNDO'

USA no fue el único: El PP usó un hacker para polarizar las redes en las elecciones 2015

Mie, 15/05/2019 - 6:51pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

En medio de los debates por la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, las conversaciones constantes en cuanto a la seguridad en las redes sociales y el crecimiento de las fake news y a los trolls que las producen, el diario español, El Mundo, publicó una investigación de como el Partido Popular utilizó un programa hacker para manipular la opinión pública en las redes sociales durante las elecciones de 2015 en España. Aunque esto no es todo: ¿Fue victorioso?, ¿quién lo ideo?, ¿tuvo algo que ver con el caso Rusiagate?

Contenido

Cunado ya pasaron 2 semanas de las elecciones en España y faltan solamente 11 días para las elecciones del Parlamento Europeo, este miércoles 15/05 el diario español, El Mundo, dio a conocer el programa que en primer lugar utilizó Mariano Rajoy, el ex líder del Partido Popular para triunfar en las elecciones generales de 2015.

Esta es la primera investigación que lleva a cabo el diario junto a sus socios The Signals Network, la empresa norteamericana que promueve la transparencia.

La creación del hacker viene de la mano de Javier Pérez Dolset, un empresario tecnológico famoso en el ambiente y en España. El mismo es el fundador del Grupo Zed, la multinacional de servicios móviles avanzados que hoy está marcada por su quiebra y una acusación de falsificación de documentos para su fundador. Sin embargo en un principio fue la creadora de un producto que a largo plazo y a través de la tecnología influyo en la historia de un país. Cuando mediante su acción en Twitter polarizó el debate y logró alzar la imagen de Rajoy.

Recordemos que el ex presidente Mariano Rajoy, fue destituido en 2018 y reemplazado tras una larga discusión por el actual presidente Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero español (PSOE). Aunque en sus años de gloria, cuando todavía era mandatario, tenía una relación estrecha con Pérez Dolset. 

Volviendo al fundador del programa, Dolset tenía una obsesión con como funcionaban las cosas en Internet y la intoxicación de mensajes que se producía entre los usuarios controlados por los algoritmos. Su interés nació de ver como a partir de un mensaje en Twitter o en Facebook se podía armar una avalancha de mensajes que provocaran un gran escándalo.

Es así como comenzó a desarrollar SNAP  (Plataforma de Análisis de Redes Sociales, con las siglas en inglés). Los sostenes eran 3: una recolectora de información disponible, una herramienta de análisis de datos, Ingraph, y Social Baton, el elemento estrella que provocaba las condiciones necesarias para que un hashtag positivo se convierta en negativo o viceversa.

La primera prueba fue con Podemos, el partido político que nació en 2014 como consecuencia de la disconformidad de la sociedad con el bi partidismo tradicional que existía entre el PSOE y el PP. La conclusión fue que con la aplicación del programa el partido de Pablo Iglesias logro tener un impacto mayo que sus competidores en las redes sociales.

Luego, las noticias alcanzaron al Rajoy y al PP que decidieron ponerlo en marcha para las elecciones 2015. Aunque esta vez había agregado una función extra, especialmente para el uso político: la creación de una aplicación para movilizar a los militantes. SocialApp, que enviaba alertas a los usuarios sobre qué compartir y cuándo, para lograr impacto. 

"La gracia era que no exigía la acción de todo el mundo al mismo tiempo, sino que maximizaba el impacto de la red". Es así como el hashtag #sancheznotecreo fue uno de los eslóganes de la campaña del PP.

Sin embargo, el programa tuvo más alcance. El PSOE también lo probaó de la mano de Susana Díaz, la candidata andaluza del partido de Sánchez. Y quien también lo hizo fue nada más y nada menos que el actual senador por Florida, el norteamericano Marco Rubio cuando fue candidato en las elecciones internas del partido republicano en 2016. 

En tanto, no era todo tan fácil ya que el proyecto tuvo que pasar por las redes rusas de la Internet Research Agency (IRA), organización acusada de promover la polarización en Occidente, la cual estuvo involucrada en el famoso caso Russiagate. Si bien pasaba como desapercibida, no fue hasta las elecciones de Donald Trump en 2016 cuando se intento polarizar a la comunidad estadounidense con los ataques a Hillary Clinton que se comenzó a investigar sobre la IRA.

Lo que derivó en el triunfo de Trump y una investigación por la injerencia rusa en las elecciones llevado a cabo por el fiscal especial Robert Mueller. El mismo patrón se repitió luego en la votación por el Brexit y las elecciones federales alemanas en 2017.

Sin embargo, Dolset se preguntaba si lo que sucedía en Estados Unidos estaba relacionado con SNAP, ya que el hacía negocios con IRA desde el 2007. Para Clint Watts, miembro senior del Instituto de Investigación de Política Extranjera y ex investigador del FBI, es posible que haya una relación entre ambas partes. "Siempre hemos asumido que el IRA utilizó software de fuera de Rusia", explica Watts.

Hoy gran parte de los gobiernos comparten la preocupación por la cyberseguridad y la creación de las noticias falsas, más todavía luego del caso de las elecciones norteamericanas y el Brexit inglés. Entre esos países se incluye España, que al parecer también fue protagonista de una red de hackers que impactan sobre el escenario político y la opinión pública y hoy llega tarde a las regulaciones. 

Si bien ya vimos que uno de los efectos de la globalización, como lo es el control de las bases de las democracias como lo son las elecciones generales, ya provocó numerosos daños colaterales alrededor del mundo, no hay indicios que lo haya vuelto a hacer, sobretodo en las pasadas elecciones del 28/04 en España. Esperemos que no se active dentro de 2 semanas a la hora de elegir los miembros del Parlamento Europeo, aunque si ocurre, por ahora no hay forma de frenarlo.