Leído

OEA

Argentina y otros activaron tratado que abre la puerta a intervención en Venezuela

Jue, 12/09/2019 - 10:56am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Las opciones que habilita el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca van de la ruptura de las relaciones diplomáticas hasta el empleo de la fuerza armada, pasando por la interrupción parcial o total de las relaciones económicas o de las comunicaciones de todo tipo. "El TIAR no significa una intervención militar, pero puede ser la puerta para una intervención miliar, para ello hay que demostrar que Venezuela es una amenaza para la paz de la región", dijo el representante de Guaidó ante la OEA. Si bien ninguno de los países que apoyaron la iniciativa está dispuesto a utilizar la fuerza en las circunstancias actuales, eso podría cambiar, y el objetivo primero por ahora es aumentar la presión e intimidar para tratar de dividir a quienes mantienen al régimen, apuntó el abogado venezolano especialista en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales, Mariano de Alba.

Contenido

El miércoles 12/9, 12 países aprobaron la activación de Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que si bien no significa una intervención militar en Venezuela, puede ser la puerta para una, según aclaró Gustavo Tarre, representante de Juan Guaidó ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Juan Guaidó, además del titular de la Asamblea Nacional venezolana, es reconocido como presidente interino por más de 50 gobiernos. El gobierno de Nicolás Maduro, con el que está enfrentado, le abrió recientemente una investigación por traición a la patria, en un nuevo intento de presionarlo.

"El TIAR no significa una intervención militar, pero puede ser la puerta para una intervención miliar, para ello hay que demostrar que Venezuela es una amenaza para la paz de la región", explicó Tarre.

Por 12 votos a favor y 5 en contra, los cancilleres que integran el Consejo Permanente de la OEA votaron a favor de convocar el órgano de consulta del TIAR para analizar el "impacto desestabilizador" que está provocando la crisis en Venezuela, explica BioBioChile. 

La iniciativa fue presentada por los gobiernos de Bogotá, Washington y Brasilias. Recibió el apoyo de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay y República Dominicana, además del de la Venezuela representada por Guaidó.

El TIAR, conocido también como Tratado de Río, fue firmado el 2 de septiembre de 1947 en Río de Janeiro. Venezuela se retiró del acuerdo en 2012, pero en julio de este año, la Asamblea Nacional de mayoría opositora, aprobó su reintegro. Dispone que la reunión de cancilleres -que se concretaría en la segunda quincena de septiembre- deberá "acordar las medidas para la defensa común y para el mantenimiento de la paz y la seguridad del continente”. El cónclave tendrá lugar en los márgenes de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la semana del 23/9, apuntó el diario Perfil.

"Costa Rica, Chile y Perú intentaron infructuosamente incluir una enmienda para eliminar de manera explícita la acción militar entre las opciones que el TIAR dispone para abordar las crisis; aunque EEUU ha declarado que la invocación del tratado no persigue una acción armada sino establecer un marco jurídico dentro para ejercer más presión para generar un cambio democrático en Venezuela", escribió la periodista venezolana Naky Soto. "La oposición venezolana prepara un expediente dirigido a los cancilleres en el cual argumentarán por qué se justifica invocar al TIAR, por qué la crisis en Venezuela constituye una amenaza a la paz del continente."

Las opciones que habilita el TIAR van de la ruptura de las relaciones diplomáticas hasta el empleo de la fuerza armada, pasando por la interrupción parcial o total de las relaciones económicas o de las comunicaciones de todo tipo. 

Hay quienes recibieron la noticia de la activación del TIAR con escepticismo, preguntándose para qué fue concretada cuando en los hechos ninguno de los países que lo votaron está dispuesto a usar la fuerza, y otras opciones que ofrece, como la ruptura diplomática  o la suspensión de vuelos, pueden ser hechas sin el TIAR. A esto, el abogado venezolano especialista en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales, Mariano de Alba, respondió en Twitter que "nadie está dispuesto a utilizar la fuerza en las circunstancias actuales. Eso podría cambiar. Las demás medidas se pueden adoptar sin el #TIAR, pero los países ven importante proyectar que continúa la presión e intimidar para tratar de dividir a quienes mantienen al régimen."

El representante especial para Venezuela en el departamento de Estado de Estados Unidos, Elliott Abrams, dijo que la activación del TIAR no significa que habrá una acción militar. "Es volver a reunir el órgano de consulta de los estados miembros para conversar sobre qué pasos tomar. Es equivocado pensar, alguna gente lo hace, oh esto es acción militar, esto es la invasión", indicó a la Voz de América.

"Si piensas en la crisis en Venezuela, tiene un gran impacto en toda la región, comenzando con el flujo de refugiados, pero también el tráfico de narcóticos y la actividad de las guerrillas de las FARC y el ELN y está la pregunta de la diseminación de regímenes opresivos no democráticos como oposición a la consolidación de la democracia en la región. Entonces hemos apoyado esta idea que viene principalmente de países sudamericanos para reactivar este órgano de consulta para hablar sobre formas en las que los países miembros, firmantes de este tratado, el TIAR, puede integrar mejor las respuestas a la crisis en Venezuela", argumentó Abrams.

Tras conocerse la activación del TIAR, el gobierno de Maduro lo calificó de "infame": "La infame decisión de un pequeño grupo de Gobiernos de la región que, alineados a los intereses del Gobierno supremacista de Estados Unidos, invocaron la activación de un nefasto instrumento de la historia de nuestro continente, como es el caso del TIAR", denunció la administración de Maduro según la agencia Efe.