Murió Alan García, el expresidente que se pegó un tiro cuando lo iban a detener

Leído

CONMOCIÓN EN PERÚ

Murió Alan García, el expresidente que se pegó un tiro cuando lo iban a detener

Mie, 17/04/2019 - 1:22pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El exmandatariose disparó en la cabeza luego de que la Justicia ordenó su detención por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión.

Contenido

Alan García, el expresidente de Perú que se pegó un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por la policía, falleció horas después en un hospital de Lima. 

García murió en el hospital Casimiro Ulloa, en el distrito de Miraflores, donde fue ingresado en estado crítico tras intentar suicidarse en su vivienda. 

La justicia peruana ordenó el martes la detención preliminar por 10 días de García por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión en el marco del Caso Odebrecht, anunció el diario 'El Comercio' en su página web.

Según reseña el portal Rpp, citando al ministro del Interior, Carlos Morán, García se encontraba en las escaleras del interior de su vivienda cuando el fiscal anticorrupción Henry Amenabar Almonte le comunicó que iba a ser detenido. En ese momento, García responde que realizaría una llamada a su abogado, pero ingresó a su habitación, cerró la puerta y se disparó. 

Junto a García, también se ordenó la detención de Luis Nava, secretario presidencial bajo el gobierno del líder del partido aprista, y Miguel Atala, ambos estrechos colaboradores del ex presidente y señalados como sus testaferros.

La situación legal de García se complicó después de que el pasado domingo se difundiera que Odebrecht, en el marco del acuerdo de colaboración que mantiene con la Justicia peruana, revelara que Nava, y su hijo José Antonio Nava, recibieron 4 millones de dólares de la empresa para lograr el contrato de construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

El Poder Judicial ya había dictado 18 meses de impedimento de salida del país contra el ex mandatario en noviembre del año pasado. Luego de conocer dicha resolución, el dos veces jefe del Estado (1985-1990 y 2006-2011) solicitó asilo diplomático en la embajada de Uruguay, beneficio que le fue rechazado por el gobierno de dicho país en diciembre del 2018.

La medida de detención preliminar tiene como objetivo reunir elementos que sirvan como prueba para las pesquisas que efectúa el Ministerio Público.