Odebretch: La maldición detrás de los ex presidentes peruanos

Leído

OLA DE ARRESTOS

Odebretch: La maldición detrás de los ex presidentes peruanos

Mar, 23/04/2019 - 5:34pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El caso Odebretch, puede ser descripto como el caso de corrupción más grande de América Latina, ya que involucra a políticos, entre ellos ex presidentes de más de 12 países: Brasil, Argentina, Colombia y Panamá. Pero el que más se vio afectado fue Perú, donde todos los ex presidentes de los últimos 30 años, incluido el dictador Alberto Fujimori, están involucrados en el lavado de activos de la empresa brasileña: Odebretch.

Contenido

En Perú son 5 los ex presidentes involucrados y sentenciados por el caso de corrupción más grande de latinoamerica, Odebretch. Entre ellos hay: un fallecido,

Alan García (1990-1985 y 2006-2011) que decidió quitarse la vida la semana pasada,

un prófugo en Estados Unidos, Alejandro Toledo (2001-2006),

un detenido en prisión preventiva e internado, Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) y

dos detenidos, Keiko Fujimori (hija del ex presidente Alberto Fujimori) y Ollanta Humala (2011-2016).

Si bien otros países de América Latina estuvieron involucrados en el caso, ningún sistema judicial actuó tan a fondo ni tan rápido como el de Perú a la hora de investigar las relaciones entre los distintos gobiernos con la empresa constructora brasileña en cuanto a el cobro de coimas y sobornos o financiamiento de campañas políticas a cambio de concesiones en el territorio peruano. 

La empresa había creado un departamento de sobornos llamado "Caja B" a finales de 2010 para que los distintos funcionarios impulsen contractos de la empresa alrededor del mundo. Por ejemplo los acuerdos firmados con la petrolera estatal de Brasil, Petrobras, por los cuales condenaros a los ex mandatarios brasileños y al ex presidente de la constructora, Marcelo Odebretch a 19 años de prisión.

En el caso de Alan García quien se disparó en su domicilio de Lima el miércoles 17/04 para evitar su detención, fue acusado de supuestos sobornos a Odebrecht en un contrato por US$ 24 millones para la construcción de la línea 1 del subterráneo de Lima durante su presidencia. En consecuencia, algunas personas culparon a la Fiscalía que está detrás de la investigación así como a periodistas que no dejaron de publicar información sobre los delitos. 

Las mismas personas que acusan a la Justicia son las que creen que hay un acuerdo entre la institución y las autoridades de la empresa brasileña que se basa en acusar a todos los ex presidentes que sean necesarios, con ayuda de la declaración de las autoridades de Odebretch, y a cambio no procesará a los representantes de la constructora.

Esta teoría fue reforzada este martes 23/04 cuando Jorge Barata, el ex representante de la empresa en Perú, declaró que todos las campañas electorales de los mandatarios acusados fueron respaldados pro los fondos de la compañía. Por ejemplo entregó US$300 mil para la campaña del actual presidente Pedro Pablo(PP) Kuczynski, en 2011. 

PP Kuczynski fue detenido el miércoles 10/04 a sus 80 años, acusado de lavado de dinero e internado por una causa cardíaca el mismo día de la muerte de su homólogo García. Dos días después el juez impuso 3 años de prisión preventiva aunque el ex mandatario apeló debido a su edad y enfermedad. Hasta el propio presidente actual ,Martín Vizcarra, quien siempre se mostró a favor de todos los procesos, pidió que la justicia haga el esfuerzo de acortar las condenas. 

Alejandro Toledo, otro de los ex mandatarios acusado, no solamente evadió la decisión de la Justicia sino que también se fugó a Estados Unidos en 2017 tras ser condenado a 8 meses de prisión preventiva. Hoy enfrenta una orden de captura internacional y encabeza la lista de los delincuentes más buscados del Ministerio del Interior que ofreció una recompensa de 30.000 dólares por información sobre su paradero.

Por otro lado, Keiko Fujimori, la hija del dictador Alberto Fujimori, quien fue arrestado por corrupción y por haber cometido delitos de lesa humanidad, también cayó en la ola de acusaciones. La ex líder del partido Fuerza Popular continua bajo investigación mientras cumple 36 meses de prisión preventiva, es investigada por obstrucción a la justicia y lavado de activos.  

Es así como los presidentes de Perú se ven todos involucrados en la misma causa, lo que demuestra que uno no aprendió del otro y fueron repitiendo sus mismos errores. Aunque la Justicia peruana no dio lugar a que continúe ocurriendo.