Leído

MALA IDEA

Donald Trump aconsejó (mal) cómo apagar el incendio en Notre Dame y estalló el Twitter

Lun, 15/04/2019 - 8:59pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump escribió en twitter un particular mensaje que proponía arrojar tanques de agua desde aviones, para mitigar el fuego en la catedral francesa. A los pocos minutos de que Trump lanzara la "genial idea", los usuarios estallaron contra el mandatario estadounidense y los expertos aseguraron además, que el uso de hidroaviones era "una locura", ya que la estructura de la catedral no resistiría la presión del agua desde los aviones.

Contenido

Luego de que se conociera el terrible incendio de la catedral de Notre Dame, el  presidente de Estados Unidos Donald Trump ofreció un veloz consejo a las autoridades francesas: actuar rápido y lanzar agua desde el cielo.

"Qué horrible ver ese fuego enorme en la catedral de Notre Dame de París. Quizá se podrían usar aviones cisterna para apagarlo. ¡Hay que actuar rápido!". Lo obvio de la urgencia concuerda con el estilo de comunicación del mandatario, el de los mensajes sencillos y muy obvios: había que apagarlo cuanto antes. 

 

Por supuesto, en la red social del pajarito, se burlaron del “obvio” consejo que estaba brindando el Presidente norteamericano y sumaron algunas otras soluciones a diversos problemas cotidianos al estilo "Trump".

En cuanto al uso de hidroaviones, los Servicios de Seguridad Civil de Francia publicaron un mensaje en Twitter en el que explicaban que el peso del agua lanzada desde el aire podría debilitar las estructuras de Notre Dame y causar daños colaterales en la zona. Además, el peso de la piedra aumenta al absorber la humedad y podría desplomarse todo el conjunto.

Poco después del tuit, en un acto público en Minnesota, un Trump más ortodoxo expresó que el fuego de París era algo "terrible de ver" y que el significado de la catedral va más allá de países. "Es parte de nuestra cultura, parte de nuestras vidas", dijo.

El neoyorquino ha reaccionado de forma crítica en otras tragedias sufridas en París, como ocurrió tras los atentados de noviembre de 2015, cuando sugirió que el número de víctimas habría sido inferior si las normativas de compra de armas fuera menos restrictiva. En junio de 2017, tras los atentados de Londres, el presidente atacó al alcalde de la ciudad, Sadiq Khan, por el comunicado en el que sostenía que "no hay razón para alarmarse".