Leído

INSEGURIDAD SIN FRONTERAS

El colmo: denunciaron un delito en el espacio

Dom, 25/08/2019 - 10:56pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La justicia estadounidense está investigando por primera vez un delito desarrollado en el espacio exterior: se realizó una denuncia por una astrounauta que, desde la Estación Espacial Internacional, accedió a la cuenta bancaria de su exesposa en el marco de un proceso de divorcio.

Contenido

Los astrounautas son personas: se enamoran, pelean, cometen errores y tienen problemas personales y legales. Y el espacio no está exento de ser el escenario de los mismos. 

La justicia estadounidense se encuentra investigando por primera vez una acusación de actos delictivos realizados desde el espacio: en el medio de un proceso de divorcio, una astronauta a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI) accedió a la cuenta bancaria de su exesposa.

La denunciante y dueña de la cuenta, Summer Worden, acusó a Anne McClain, su ex mujer, de acceder a sus cuentas bancarias. Esta última lo habría hecho mientras se preparaba durante seis meses en la EEI para ser parte de la primera caminata espacial femenina de la NASA

Summer Worden y Anne McClain,

McClain reconoció el hecho, pero alegó que solo estaba revisando las finanzas de la familia, a pesar de que ya estaban separadas.

"Me horrorizó que llegara tan lejos. Sabía que no estaba bien", afirmó Worden. Por su parte, Rusty Hardin, el abogado de la astronauta, asegura que su cliente "niega enérgicamente haber hecho algo inapropiado", y que está cooperando totalmente.

La acusada sostiene que solo quería asegurarse de que existían los fondos suficientes para cuidar del niño que estaban criando juntas. Sin embargo, el niño en cuestión solo es hijo biológico de una de ellas, Summer Worden, que nunca le permitió a su pareja compartir los derechos de maternidad.

En 2018, tras cuatro años de matrimonio, la exoficial solicitó el divorcio después de que la astronauta la acusara de agresión, cargos que Worden niega. Luego el caso fue desestimado, pero ahora las disputas domésticas continúan.