Google declinó trabajo en el Pentágono tras rebelión interna de trabajadores

Leído

PARA CREAR DRONES MILITARES

Google declinó trabajo en el Pentágono tras rebelión interna de trabajadores

Lun, 18/03/2019 - 10:21pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos buscaba desarrollar Inteligencia Artificial para drones militares vía Google, lo que generó una terrible negativa por parte de los empleados de la gigante del Internet. El trabajo lo tomó un flamante ex-Facebook, creador del Oculus Rift y militante a favor de Donald Trump.

Contenido

“Proyecto Maven”, se llamaba la iniciativa que buscaba el desarrollo de la Inteligencia Artificial para drones militares, proyecto en el que Google estaba participando hasta que 4mil empleados firmaron una petición para que la empresa abandonara semejante proyecto.

Finalmente Google cedió ante la presión de sus empleados y el mundo por ver dañada su imagen, lo que generó una crisis de identidad generalizada dentro de la compañía.

Tras la polémica Google decidió establecer siete principios éticos a la hora de el uso y creación de Inteligencia Artificial:

  • Que sea socialmente benéfica.
  • Evitar crear o reforzar un sesgo injusto.
  • Estar construida y probada para ser segura.
  • Ser responsable con las personas.
  • Incorporar principios de diseño de privacidad.
  • Mantener altos estándares de excelencia científica.
  • Estar disponible para usos que vayan de acuerdo con estos principios.

Sumado a estos principios Google aseguró que no utilizará su tecnología para la construcción de armas, vigilancia, ni que puedan causar daño general ni a los derechos humanos.

Por su parte, el Proyecto Maven fue tomado y está siendo generado por Palmer Luckey y su startup Anduril Industries.

Palmer creó Oculus Rift (la empresa de realidad virtual) y luego la vendió a Facebook donde estuvo trabajando por unos años.

Finalmente, se salió de la empresa de Zuckerberg por tener motivaciones políticas relacionadas con el apoyo de Luckey al Presidente Donald Trump.

El nombre de Anduril salió a la luz en julio de 2017, cuanta Xataka, cuando la CNN informó de que el congresista republicano de Texas Will Hurd, había usado datos proporiconados por esta compañía como base para redactar un proyecto de ley de creación de un "muro inteligente" en la frontera mexicano-estadounidense, en detrimento del concepto tradicional de muro fronterizo.

El objetivo de la compañía era dotar este 'muro' no físico con cámaras, radares, sensores y drones para permitir la automatización de la actividad alrededor suyo y el correspondiente aviso a las autoridades. Sin embargo, como contábamos al comienzo de la noticia, su primer gran contrato ha venido de la mano de otra aplicación de la IA al campo de la seguridad nacional.

Luckey apuntó contra Google por su negativa a participar del Proyecto Maven, criticándolos fuertemente.

"Entendemos que los trabajadores del sector tecnológico desean construir algo que vaya a usarse para ayudar, no para hacer daño. Nosotros deseamos lo mismo, pero aislar a los militares de Estados Unidos podría tener el efecto contrario de lo que se proponen: Si las empresas de tecnología quieren promover la paz, deben estar con, no contra, la comunidad de defensa de los Estados Unidos".