Leído

INVESTIGAN

Insólito: Colillas de cigarros de los obreros de Notre Dame pudieron ocasionar el incendio

Mie, 24/04/2019 - 6:04pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Algunos de los obreros que trabajaban en las obras de renovación de la catedral de Notre Dame fumaban en su puesto de trabajo pese a estar estrictamente prohibido. La información, adelantada este miércoles por Le Canard Enchaîné, ha sido confirmada por la empresa responsable del andamiaje del templo gótico, que sin embargo rechaza que esta fuera la causa del incendio que arrasó la catedral el pasado 15 de abril.

Contenido

Obreros de Notre Dame no respetaron la norma de no fumar y ahora están en la mira de los investigadores por el terrible incendió que acabó con gran parte del lugar y que calculan será reconstruida en al menos 5 años. 

Y es que la prensa local reveló hoy 24/04 que la policía francesa encontró 7 colillas de cigarrillos en los andamios de restauración donde surgió el fuego que devastó parte de la cubierta de la catedral de Notre Dame de París el pasado 15 de abril.

Algunos de los obreros que trabajaban en la restauración de la aguja del templo reconocieron a los investigadores que, en incumplimiento de las consignas de seguridad, fumaban en los andamios, por lo que ahora están investigando si alguna colilla fue el insólito generador del incendio. 

Sin embargo, los investigadores ya tienen una primera hipótesis sobre la mesa, debido a que encontraron en el lugar algunas irregularidades en las instalaciones eléctricas. 

La irregularidad en el sistema eléctrico es en concreto, el tendido para alimentar un juego de campanas que se encontraba en la aguja y otro bajo la misma, y que recorría el envigado de madera de la catedral.

Ese dispositivo fue autorizado, de forma provisoria, en 2012 a pedido de los clérigos de Notre Dame durante las obras de renovación de los campanarios principales, con el objetivo de electrificar esas campanas para que pudieran sustituirlas. Sin embargo, nunca fue sustituido, seguía utilizándose y sobre él se instaló el andamiaje para la restauración de la aguja.

Los investigadores determinaron que las campanas de la aguja sonaron el día del incendio a las 18.04 horas para llamar a la misa prevista a esa hora. 12 minutos más tarde se encendió la primera alerta de detección de humo en el puesto de seguridad de la catedral y 5 después sonó la primera alarma de incendio.

En ese momento se inició la evacuación de los fieles, pero como los 2 oficiales de seguridad enviados a verificar las llamas no las encontraron, se pensó que era una falsa alerta y se les pidió que se quedaran. Por su parte, los oficiales que fueron enviados en busca de fuego a un lugar erróneo, lo niegan rotundamente.