Leído

EXPLOSIÓN EN ZONA DE DESASTRE AMBIENTAL

Lluvia de fuego en Siberia

Lun, 05/08/2019 - 10:29pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Explosión en la región siberiana de Krasnoyarsk y dejó más de 11.000 personas evacuadas, de acuerdo al Ministerio para Situaciones de Emergencia. La agencia de noticias Tass precisó que en la zona residen 100.000 personas. El gobernador de esta región, Alexandr Uss, le solicitó a los vecinos de la zona que no se acerquen al lugar.

Explosión en la central termoeléctrica Severnaya.
Contenido

Una explosión de municiones fue escuchada en la unidad militar 74008, localizada cerca de la ciudad de Achinsk en la región de Krasnoyarsk en Siberia, Rusia, dijo la administración local en su sitio web.

Un grupo del servicio local de emergencia encabezado por el alcalde de Achinsk, Ilay Akhmetov, partió hacia el sitio del incidente, agregó la administración.

La administración de la ciudad está sosteniendo una reunión de emergencia para examinar las capacidades para atender a los heridos, la disponibilidad de camas en hospitales, transporte y existencias de sangre.

Se pidió a los residentes locales mantener la calma y evitar acudir a la unidad militar.

Los servicios de emergencia locales dijeron previamente que ocurrieron un incendio y una explosión en la unidad militar, informaron las agencias de noticias RIA Novosti y TASS.

Como resultado de la explosión e incendio fueron afectadas 8 personas, según infirmaron a RIA Nóvosti en el hospital interregional.

5 de ellas fueron a un régimen ambulatorio y 3 –1 bombero y 2 soldados- permanecen hospitalizados.

Algunos medios anunciaron la muerte de un soldado como resultado del incendio, pero en el Ministerio de Defensa desmintieron la noticia.

Según voceros militares, en el territorio del arsenal se incendió uno de los depósitos de cargas de pólvora y municiones de artillería.

Las informaciones desde el Ministerio de Situaciones de Emergencia, de los poblados vecinos fueron evacuados 3.163 habitantes.

Sin embargo, en la alcaldía de Achinsk convocaron a los pobladores a prepararse para una eventual evacuación. Como se informó en los servicios de emergencia, luego de la explosión de las municiones, sus fragmentos se desparramaron en un radio de 15 kilómetros. 

Según los informes, hay un arsenal con 40.000 proyectiles de artillería, de 125 mm y 152 mm, generalmente utilizados por tanques y obuses. Por eso se ordenó la evacuación de todos los pueblos cercanos.

Las explosiones ocurrieron en una instalación del ejército a las afueras de la pequeña aldea de Kamenka en la región de Krasnoyarsk en Siberia. Las explosiones fueron provocadas por un incendio que estalló dentro de un depósito de municiones.

El personal de la base se refugió en un refugio antibombas cuando comenzaron las explosiones.

Según la versión preliminar del Ministerio de Emergencias ruso, el fuego se habría producido por una explosión de la que aún se desconoce el origen, asegurando que el combustible almacenado es el que ha provocado que se propague con tanta rapidez.

El Ministerio de Emergencias confirma que ha mandado varias brigadas de bomberos hasta la zona para tratar de extinguir el fuego, mientras que dos helicópteros de combate también han sido desplazados para tratar de ayudar en las labores de extinción.

Al parecer, el fuego se dirige hacia un edificio en construcción.

Los videos publicados en Twitter muestran cómo el depósito de municiones, situado en la región de Krasnoyarsk, fue consumido por una enorme bola de llamas que se podía ver a kilómetros de distancia.

Las tomas también documentoaron el momento en que escombros y chispas salieron volando hacia los cielos del área escasamente poblada. Según los informes preliminares, los habitantes de Kamensk, un pueblo cercano, estaban siendo evacuadas cuando ocurrió la explosión.

El acto se produjo después de que los incendios forestales envolvieran miles de hectáreas de bosque en Siberia. Los ecologistas han descrito los incendios, que han estado afectando el panorama durante dos días, como una «catástrofe ecológica».

Por otra parte, el Gobierno ruso envió aviones militares para ayudar a los bomberos a combatir los incendios que envuelven más de 3,1 millones de hectáreas, un área aproximadamente del tamaño de Bélgica.

La región en llamas incluye bosques remotos y deshabitados en Krasnoyarsk, Yakutia e Irkutsk, creando lo que los ambientalistas han llamado una catástrofe ecológica.