Leído

DIFÍCIL DE REMONTAR

Bolsonaro no cumplió con sus planes y Brasil no creció al ritmo prometido

Jue, 23/05/2019 - 9:12am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La situación en la que esta situada el gobierno brasileño de Jair Bolsonaro, parece no mejorar ya que no solo no pueden cumplir con las cosas que prometieron el campaña política, como la concreción de la tan ansiada Reforma Previsional que todavía está en debate. Es así que el gobierno acabó reconociendo su fiasco al decir que el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) estipulado había disminuido. Sin embargo esto no impidió que el gobierno libere presupuesto para el Ministerio de Educación, luego de las masivas protestas de la semana pasada.

Contenido

Este miércoles 22/05, después de meses de decir que las cosas estaban bien y seguir proponiendo proyectos que tal vez se necesitaba de mucho para aprobarlo, el gobierno brasileño de Jair Bolsonaro reconoció que el plan estipulado para esta época del año en el marco del crecimiento del Producto Bruto Interno del país, no había dado los resultados esperados.

Según el ministro de Economía, Paulo Guedes, la previsión oficial del crecimiento económico se redujo del  2,2% al 1,6%. Pero no solo eso, sino que la estimación sobre la inflación también aumento de un 3.8% a un 4,1%. El gobierno hizo el anuncio una semana antes a que lo hagan las cifras oficiales, que ya muestran que la economía se contrajo en el primer trimestre, además teniendo en cuenta la disminución en el respaldo a, Jair Bolsonaro., tanto en el Congreso como en los distintos grupos sociales.

“Los indicadores de actividad económica en el primer trimestre no se han recuperado como nosotros esperábamos, especialmente la manufactura y la industria”, asegura el informe del Ministerio de Economía.

Sin embargo, las autoridades aclararon que no se harán más recortes ni congelamientos de gastos, ya que la brecha será cubierta por "un fondo de reserva", explicaba el documento dando a entender que se están tomando medidas que fueron pre meditadas con anticipación y tratando de transmitir calma en los sectores sociales. Además dejando en claro que no sería conveniente para la figura de Jair Bolsonaro enfretnarse a otra protesta masiva como fue la de la semana pasada por los recortes en el sector educativo.

Recordemos que la semana pasada, miles de personas se reunieron en las distintas ciudades de Brasil, entre ellas la capital Brasilia, a pedir por los recortes del 30% que el gobierno había hecho sobre el presupuesto del Ministerio de Educación.  Sin embargo hoy, la administración dio marcha atrás y dijo: "El gobierno tiene que establecer prioridades, una prioridad de este momento es de recomposición de estos dos ministerios y de no contingencia de otros, las decisiones se toman en colegio", declaró.

 El pasado 20/05, el mandatario recalcó su compromiso con el crecimiento del gobierno y de la economía y a través de su cuenta de Twiiter se mostró muy entusiasmado en torno a sus políticas, ya que aseguró que una vez aprobada la Reforma Previsional, que está parada por falta de apoyo, dará inició a una Reforma Tributaria. Así asegurar "la puerta al progreso de Brasil".

Aunque desde el gobierno intentan apostar a la inversión y al apoyo internacional para salir de la crsisi, así lo hizo la visita del vicepresidente Hamilton Moreau a China el fin de semana con el objetivo de reforzar lazos con la primera económica mundial y buscar oportunidades en el sector enegético y de infraestructura. "Los empresarios de Brasil desean ver ampliada y mejorada la relación bilateral", explico el fuincionario brasileño en Pekín.

Desde 2009 China es el principal socio comercial de Brasil y el volumen de negocios en la balanza comercial entre ambos alcanzó los 98.900 millones de dólares el año pasado, según datos oficiales.

Pero mientras los funcionarios ven los factores negativos, la Ministra de Agricultura y Ganadería, Tereza Cristina Da Costa, ve una oportunidad de mercado en la peste porcina que está atravesando África, ya que Brasil podría aparecer como sustitución de la carne porcina afriacana.

Aunque para Argentina las cosas tampoco son tan fáciles. Brasil es el principal comprador de la industria nacional argentina, lo que significa que si está mal el país vecino, repercute directamente en la economía y en los planes de la administración de Mauricio Macri.