Leído

MÁS AHORRISTA QUE NUNCA

Bolsonaro presentó el presupuesto 2020 y recortó a mínimos el gasto público

Vie, 30/08/2019 - 10:23pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Para el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ninguna decisión parece ser la correcta, entre el escándalo del Amazonas y los mensajes filtrados del ex juez y actual Ministro de Justicia, Sergio Moro, el gobierno de Bolsonro se ve envuelto en una crisis casi desde su arranque. Si bien logró, tras presión debates, pasar su Reforma Previsional en el Congreso, la misma no tiene la misma efectividad y esencia que tenía cuando fue propuesta por primera vez. Ahora Bolsonaro tomó otra decisión límite: recortar a un mínimo el presupuesto para gastos en costo e inversiones del próximo año, demostrando que su economía depende de la Reforma Previsional y el recorte del gasto público.

Contenido

Si bien desde el gobierno ya venían anunciando desde el pasado 27/08 que la propuesta del Presupuesto 2020 sería muy reducida con respecto a la de este año 2019, nadie esperaba que el recorte sea tan grande que desde el periódico Folha aseguran que podría provocar un "cierre del gobierno en la práctica", así lo asegura un estudio realizado por el economista Manoel Pires.

Es así que este viernes 30/08 la gerencia de Bolsonaro presentó ante el Congreso el nuevo plan de presupuesto para 2020 en el que también estaban incluidos los gastos discrecionales que son los externos a los obligatorios como sería: salud, asignaciones, educación y pensiones. Es así que para los primeros asignará R$ 89,2 mil millones (US$ 21.352 millones), entre los que se incluyen gastos en agua, electricidad, emisión de becas y pasaportes.

Si bien en 2019 el gobierno había destinado a los mismos gatos $129 mil millones, desde el equipo económico de Bolsonaro aseguran que si todo sale como lo planeado y no hay ningún imprevisto, se puede hacer el mismo trabajo con R$ 100 mil millones. Aunque claro en este momento no se puede confiar 100% que las cosas salgan como planeadas.

Por otro lado, estiman un crecimiento del PBI de 2,17%, cuando en abril, el Ministro de Economía, Paulo Guedes aseguraba un crecimiento de máximo 2,7%. Hoy ese número ya dismintió en gran cantidad. Sin embargo, estos números dependen también de que sucederá en el Senado con la Reforma Previsional, en la que confía todo el equipo de Bolsonaro y desde que asumió es a donde pone todas las fichas.

Recordemos que la tan ansiada reforma de Bolsonaro fue aprobada en julio por  la Comisión Especial de la Constitución, ya que se trata de un cambio constitucional. Aunque tengamos en cuenta que el proyecto que pasó no es el mismo que presentó el presidente en un principio, ya que el objetivo del proyecto es restaurar el sistema de pensiones para poder provocar un ahorro en gasto público y así hacer crecer la economía de Brasil que se encuentra en un pozo desde antes de la asunción del actual presidente. Hoy los ahorros que proyecta la reforma son de  US$ 260.200 millones en 10 años. 

Al no poder todavía controlar el gasto obligatorio con la aprobación de la Reforma, que lo tienen pensado para fines de este año con el mayor optimismo posible, el gasto discrecional tiene que ser limitado a lo grande: lo que hoy hizo el gobierno, llevándose por delante becas científicas, entre otras áreas.

A esto por supuesto se le suma la crisis financiera en la que está envuelta gran parte del mundo, entre ellos su socio comercial más importante: Argentina, cuyo Ministro de Economía, Hernan Lacunza, está haciendo lo imposible para que la inflación no se dispare a números impensados. Además teniendo en cuenta que ya la economía brasileña se había contraído un 0,2% en el 1er trimestre.

Algunos pensaban que Brasil se beneficiaría de que China buscara comprar productos fuera de USA, por la guerra comercial, explicó The Washington Post, pero la caída en los precios de las commodities lo han lastimado.

El proyecto que fue presentado hoy por el gobierno, el llamado Proyecto de Presupuesto Anual, el cual tenía que ser presentado antes del 31/08, antes de ser aprobado es discutido por el Comité Conjunto de Presupuesto, quienes pueden introducir cambios y votar el documento final.