Leído

ESCÁNDALO LAVA JATO

Bolsonaro se cuida las espaldas y escapa de las entrevistas, mientras la Reforma pierde su esencia

Mar, 11/06/2019 - 7:58pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Luego de las revelaciones del diario Intercept, que demostraron las conexiones entre el Ministro de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro y ex juez, Sergio Moro y el fiscal encargado de la causa Lava Jato, Brasil estalló. Es así que la administración de Bolsonaro corre peligro y por eso se reúne con su funcionario para reflejar su respaldo, pero evita hablar sobre el escándalo de Intercept. En tanto, el Tribunal Federal Supremo de Brasil aceptó el habeas corpus presentado por Lula da Silva y los gobernadores brasileños apoyaron la Reforma Previsional, que viene en caída ya que van por la eliminación de los 4 puntos principales.

Sergio Moro, Ministro de Justicia brasileño y Jair Bolsonaro, presiente de Brasil
Contenido

Este martes 11/06, el presidente Jair Bolsonaro se mostró como apoyo de su funcionario Sergio Moro que está involucrado en las conversaciones filtradas entre el y el fiscal de la causa Lava Jato. Hoy ambos se reunieron en el despacho del mandatario y luego de este ambos asistieron a un evento de la Marina. Luego, Bolsoanro se enfrentó a una rueda de prensa y cuando le preguntaron por las recientes acusaciones, el líder de extrema derecha decidió finalizar la entrevista.

"Se termina la entrevista", explicó el presidente para luego levantarse y otra vez no manifestarse en cuanto a los mensajes intercambiados entre el ex juez y actual Ministro, Moro, quién envió al ex mandatario, Lula da Silva a prisión, y el procurador de la causa Lava Jato, Deltan Dallagnol. Es así que Bolsonaro decidió otra vez no pronunciarse acerca del tema y muchos se preguntan: ¿por qué no defiende a Moro?

Algunos creen que se debe a que el presidente todavía no sabe a que se enfrenta, no conoce los contenidos que sostienen desde The Intercept, como tampoco sabe cuál es su nivel de implicación en el caso. En consecuencia, no puede arriesgar su imagen a un posible perjuicio ya que los sondeos de opinión marcan cada vez más bajo en cuanto a su figura, además teniendo en cuenta que desde el medio denunciante dijeron que habían recibido un "enorme tesoro" de datos pirateados y que solo habían revelado una parte de los mismos.

Recordemos que de sus promesas para los primeros 100 días de gobierno no se cumplieron todos, además del reciente anuncio de disminución de expectativas económicas por parte del propio gobierno.

Es así que Bolsonaro tiene toda su atención puesta en la protección de su apuesta más importante que es la Reforma de la Previdencia, que todavía no fue aprobada por el Congreso. Sin embargo fue aceptada por los gobernadores de todo el país que se reunieron este martes en Brasilia y se comprometieron a defender la aprobación de la Reforma.

Aunque esto no es del todo beneficioso para Bolsonaro ya que los gobernadores propusieron una serie de cambios, más de las que ya tenía impuestos por el Congreso. El punto clave con el que no estuvieron de acuerdo fue el sistema de capitalización, que decidieron eliminarlo. Este sistema es una forma de ahorro que permite al trabajador asegurar su jubilaciíon, pero que también hace que el gobierno ahorre y recorte el gasto público, uno de los objetivos principales de la administración de Bolsonaro.

"Desde febrero, cuando Paulo Guedes (ministro de Economía) entregó su proyecto a la Cámara, ya hablábamos en abrir entendimiento para sacar esos cuatro puntos", dijo el gobernador de Piauí, Wellington Dias, miembro del Partido de los Trabajadores.

Al mismo tiempo, Miriam Leitao, periodistas económica del diario brasileño, Jornal O Globo, dijo que los cambios producidos en el texto de la Reforma podrían reducir el impacto del plan en US$ 77.275 millones y que el mayor impacto ahora se dará sobre los que más cerca de la jubilación están. Si bien es normal que el Congreso proponga cambios, la idea no es que quiten la idea principal del proyecto.

En tanto, el Tribunal Supremo Federal de Brasil se reunió este martes 11/06 para debatir que hacer con las acusaciones y con el recurso de Habeas Corpus presentado por los abogados del ex presidente preso Lula da Silva. Es así que estos decidieron aceptar el pedido y analizarlo, aunque esto le corresponderá en su totalidad al plenario de la Corte. El recurso analizado hoy por los magistrados no solo incluye a Lula, sino que a todos los condenados por el Tibunal 4º en el mismo caso.

De esta forma, el juez Gilmar Mendes, miembro del Tribunal, anunció que el próximo 25/06 será la fecha a tener en cuenta y que dará indicios sobre como siguen las cosas para Moro y para Da Silva.

"Moro es una de las personas más populares pero temen que una defensa sea atropellada por otras filtraciones que comprueben la maniobra. Entonces, quieren blindar a Bolsonaro antes que a Moro para que no haya una crisis hacia dentro de Planalto", aseguran desde Brasil, es por eso también que el gobierno sigue respaldandolo. Aunque tal vez detrás también hay cierto temor a estar implicados también en las conversaciones en cuanto a Lava Jato.

"Confiamos irrestrictamente en el Minsitro Moro", dijo Bolsonaro antes de reunirse con Moro en su despacho, aunque después siguió el camino de su Ministro y abandonó una entrevista sin dar datos acerca de las acusaciones. 

Sin embargo eso no es lo que perciben otros como el líder del Congreso y diputado, Rodrigo Maia que aseguró que dejará al Parlamento fuera de las acusaciones a Moro. Aunque el Minsitro de Justicia acusado decidió presentarse en el Senado en un intento por disminuir la temperatura del escenario político. El mismo fue recibido, por algunos, con gritos de "corrupto", mientras otros le abrían los brazos.