Leído

LO CAMBIÓ POR UN CORTE DE PELO

El claro mensaje de Bolsonaro a Francia: ¿Pone en peligro el acuerdo Mercosur/UE?

Sab, 03/08/2019 - 1:50am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Como vimos en estas últimas semanas, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro hace y deshace a su gusto. Así lo hizo con el reemplazo de los miembros de la comisión que investiga las desapariciones duante los tiempos de la dictadura brasileña, algo por lo que fue altamente criticado, o recientemente con el despido de Ricardo Galvao, el director del Instituto Nacional de Investigación Espacial, por contradecir al presidente. Pero también lo hizo días atrás con el mismo canciller de Francia, con quien tenía un reunión y decidió cambiarla por un corte de pelo. Aunque al parecer no midió las consecuencias y el peligro que ahora corre el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

Contenido

El pasado lunes 29/07 el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro tenía agendada una reunión nada más y nada menos que con el canciller de Francia, Jean-Yves Le Drian. Recordemos que Francia es unode los países, junto con Alemania, por donde pasa el poder de decisión final de la Unión Europea, organismo con el cual el Mercosur está tramitando un acuerdo comercial. Pero al parecer Bolsonaro no pensó en esto ya que decidió cancelar la reunión para evitar faltar a su cita con el peluquero.

Es un "tema de agenda", dijo el portavoz del gobierno brasileño y con eso excusó al presidente. Sin embargo todo empeoró cuando el mismo mandatario decidió, en forma de provocación, grabarse y transmitir un vivo en las redes sociales sobre como le cortaban el pelo. La publicación duró aproximadamente 20 minutos, los cuales fueron suficientes para enfurecer a los franceses. 

Pero retrocediendo un poco, es importante destacar que la rivalidad y tal vez la desaprobación mutua entre Bolsonaro y el presidente francés, Emmanuel Macron, no es algo nuevo ya que se originó cuando Bolsonaro se autopronunció seguidor fiel del mandatario norteamericano Donald Trump, con quien la Unión Europea, y especialmente Macron, no tienen una  buena relación.

Es así que durante la cumbre del G-20 en Osaka, Japón, el tema central de Francia para discutir con Brasil era el cambio climático y el Tratado de París, ya que Macron temía, y lo sigue haciendo, que Bolsonaro siga los pasos de su gurú Trump y abandone el acuerdo. Recordemos que para Macron la resolución del cambio climático es una de las claves de su campaña política tanto en Francia como en Europa en general.

En consecuencia, para poder asegurar el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, Bolsonaro se vio obligado a darle la espalda al norteamericano en este tema y jurarle lealtad a Francia, ya que si no lo hacía no había acuerdo, o por lo menos eso se encargó de demostrar Macron.

A esto se le sumaban los dichos previos de la presidencia de Brasil donde en campaña había afirmado que si el Acuerdo de París no era modificado, era muy posible que el país actualmente más rico de América Latina, deje el grupo. Aunque luego de que el presidente Mauricio Macri intervenga, Bolsonaro le dio la derecha a los europeos.

Pero ahora volviendo al incidente de días atrás con la cancelación de la reunión, Bolsonaro asegura que se debe a los planes extra que tenía el canciller, que era reunirse con organizaciones no gubernamentales en Brasil. Esto no le gustó a Bolsonaro que luego dijo: "¿Qué vino a tratar con las ONG aquí? Cuando se habla de las ONG, ya salta una alerta en la cabeza de quien tiene un mínimo de juicio".

Es por eso que los expertos, como Chrstophe Ventura, el estudioso de América Latina del l Instituto francés de Asuntos Internacionales y Estratégicos (IRIS, por sus siglas en francés), habló con el medio ruso, Sputnik, y aseguró que esto se trataba puramente de una estrategia política.

"Fue una puesta en escena con el objetivo de enviar un mensaje político muy claro: manifestar el descontento de Jair Bolsonaro ante el Gobierno francés", explicó el experto para después asegurar que todo se centraba en el acuerdo Mercosur/Unión Europea. Además claro una presión notable por parte de Francia con el objetivo de instalar las ideas medioambientalistas en la región. Potenciadas por las visitas a las ONG.

A su vez muchos profesionales aseguran que Bolsonaro siempre tuvo una tendencia a dejar de lado y minimizar el calentamiento global, desde su campaña, y claro no es una sorpresa ya que su ideología se alinea con la de Donald Trump u otros escépticos. Así lo demostró al no tomar decisiones concretas sobre la deforestación del Amazonas, algo que es demandado por grupos ambientalistas y ahora por el mismo gobierno de Francia que ejerce presión sobre el brasileño.

En conclusión, Bolsonaro parece estar descontrolado, tanto que ni se preocupa por faltar el respeto a su deber diplomático, ya que todos sabemos que es de mal gusto cancelar una reunión a último momento y más si es por algo tan banal como cortarse el pelo.

Sin embargo también sabemos que es un movimiento al que el brasileño nos tiene acostumbrados. No porque ya lo haya hecho, sino que siempre se maneja con ese desinterés y egocentrismo que lo caracteriza. Es tan así que decidió remover al director del Instituto Nacional de Investigación Espacial, solamente porque tuvo roces y desacuerdos con él.