Leído

JAIR BOLSONARO

La reforma previsional en el Congreso pero falta la mayoría necesaria

Jue, 21/02/2019 - 3:07pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Desde el 01/01 al 20/02 la Administración Bolsonaro no ha conseguido articular una mayoría legislativa suficiente para que se aprueben sus proyectos fundamentales. La reforma previsional ya llegó al Congreso pero faltan los votos necesarios.

Contenido

Horas después de sufrir su 1ra. derrota legislativa, Jair Messias Bolsonaro presentó su proyecto de reforma previsional, en un escenario muy tenso, luego del despido de su secretario general de la Presidencia y ex jefe de campaña, Gustavo Bebbiano, y la difusión de audios de Whatsapp que demostraron que Bebbiano no había mentido pero sí Bolsonaro y sus hijos.

La derrota se la propinó la Cámara de Diputados porque votó abrumadoramente para suspender una orden ejecutiva (decreto de necesidad y urgencia) del Ejecutivo que intentaba modificar la Ley de Libertad de Iformación para ampliar el número de funcionarios autorizados a calificar datos y documentos como secretos o ultra secretos.

Los legisladores votaron 367 a 57 para acelerar un proyecto anulando la orden ejecutiva y el Ejecutivo no pudo evitar la derrota.

Ahora deberá votar el Senado, pero quedó en evidencia que Bolsonaro no logra organizar una coalición en el Congreso para respaldar su agenda legislativa.

En medio de la crisis que puso en evidencia la fragilidad de su base en el Legislativo, el presidente Jair Bolsonaro (PSL) entregó al Congreso Nacional, un proyecto que puede dividir aguas para su Gobierno.

La filtración de audios de conversaciones entre Bolsónaro y Bebianno es una señal de que la gestión de la crisis del gobierno no ha sido bien conducida.

La Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) fue entregada a los presidentes de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia; y del Senado, David Alcolumbre (ambos del DEM).

El principal cambio ya revelado es que se fijará la edad mínima de 65 para hombres y de 62 para que las mujeres se jubilen por el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS).

Hoy, el promedio de edad de jubilación en el país es de 55 años, ya que el beneficio se concede también por tiempo de contribución.

Bolsonaro apuesta al ahorro en la próxima década de más de US$ 300.000 millones, según un documento divulgado por el Ministerio de Economía.

El proyecto establece también que los brasileños deberán contribuir durante al menos 40 años con el sistema previsional para jubilarse con una pensión completa.

Es interesante leer a Rodolfo Costa, en Correio Braziliense:

"Diferentes integrantes del gobierno federal dijeron, el miércoles (20/02), tener la expectativa de que la reforma de la Previdencia sea aprobada por la Cámara y el Senado hacia el final del 1er. semestre.

Sin embargo, con el gobierno sin una base de apoyo bien articulada, los diputados han dicho que, sólo en una Camara la iniciativa puede demorar hasta junio para validar la Propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC) enviada por el presidente Jair Bolsonaro. También hay quienes creen que la votación en el pleno quedará para la sesión legislativa del 17/07. Sólo después, el texto seguiría para su tratamiento en el Senado.

Los líderes en la Cámara no se sienten plenamente convencidos con la articulación política del gobierno. Entienden que el líder del gobierno en la Casa, Major Víctor Hugo (PSL-GO), se está esforzando para construir la base.

Pero sus movimientos todavía son incipientes para lograr un apoyo mínimo, evalúa el líder del MDB, diputado Baleia Rossi (SP). "Llegar a los 308 votos para aprobar la reforma no es fácil. No es una medida que va a salir de la noche a la mañana", destacó. (...)".

Afonso Benites y Marina Rossi escribieron para la edición en portugués del diario español El País:

"(...) Entre diputados la sensación es que Bolsonaro fijó esa edad mínima de la jubilación para poder negociarla en un segundo momento con el Parlamento. Pero el Gobierno entra en esta disputa política en desventaja, ya que la entrega al Congreso de la PEC de la reforma previsional ocurre en una semana perturbadora para el Gobierno. El martes 19/02, Bolsonaro sufrió su 1ra. derrota de la Cámara, cuando una amplia mayoría de los diputados derribó el decreto firmado por el Gobierno que alteraba las reglas de la Ley de Acceso a la Información.

La coordinación de los líderes partidistas para bloquear el proyecto del Ejecutivo fue vista como un recado al Planalto de que el Congreso no quedó satisfecho con el desarrollo de la crisis que derribó al ex ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gustavo Bebianno.

El ex ministro, responsable de la articulación con el Congreso Nacional, fue rifado por el presidente luego de que su hijo, Carlos Bolsonaro, lo llamara 'mentiroso' en Twitter y afirmara que su padre no había hablado con el ex ministro en medio de denuncias (N. de la R.: sobre irregularidades en el uso de dinero enviado por el Estado a los partidos políticos).

(...) Carlos fue respaldado por su padre. Y Bebianno, al dejar el Gobierno, difundió audios que muestran que sí había hablado con el Presidente. En el momento en que Bolsonaro entregaba el texto en la Cámara, un pequeño grupo de diputados del PSOL protestaba contra su gestión. Usaban delantales color naranja y sostenían naranjas reclamando explicaciones sobre el esquema de candidaturas 'laranjas' del PSL. (...)".

Las candidaturas 'laranjas', también llamadas 'fantasmas' fue un recurso bajo investigación policial, por el cual se lanzaban candidatos a legisladores sin posibilidades de ingresar al Congreso pero se le asignaban enormes recursos presupuestarios, un obvio redireccionamiento de recursos.

El ministro jefe de la Casa Civil, Onyx Lorenzoni, admitió que el texto de la PEC previsional deberá sufrir ajustes en el Congreso.

"Sabemos que tendremos que hacer ajustes en negociaciones pero los gobernadores, con sus legisladores, nos van a ayudar", dijo Onyx, al dejar el Foro de Gobernadores, donde llegó acompañado del ministro de Economía, Paulo Guedes.

Según él, la recepción de la propuesta, por parte de los gobernadores, "está siendo muy positiva".

Onyx destacó que la intención del gobierno, con el nuevo régimen de capitalización y la retirada de la asistencia social de la cuenta previsional, ayudará al reequilibrio de las cuentas fiscales de la Unión, de los estados y de los municipios.

"Con la reforma, Brasil estará reparado por 20 años y ustedes tendrán que olvidar el problema previsional", prometió.

Pero él reconoció que será necesario "superar disputas partidistas" para que la propuesta sea aprobada con el apoyo de los gobernadores.

La primera batalla del gobierno por la aprobación de la reforma comienza en la Comisión de Constitución y Justicia (CCJ), que aún no tiene un presidente definido. La expectativa es que el anuncio de la composición de las comisiones se haga el martes 26/02.

Aliados sugieren que el gobierno debe negociar con el presidente de la Cámara, Rodrigo Maia (DEM-RJ), y líderes partidistas.