Leído

CASO ODEBRECHT

Moro más complicado: Insistió para divulgar información que perjudique a Maduro

Dom, 07/07/2019 - 8:43pm
Enviado en:
1 comentario
Por Urgente24

Según medios locales, el actual ministro de Justicia brasileño habría operado para debilitar al presidente venezolano Nicolás Maduro. El juez Sergio Moro, quien estuvo a cargo de la causa Lava Jato y ahora forma parte del gabinete de Jair Bolsonaro, habría orientado a los investigadores a exponer información confidencial del caso Odebrecht, que comprometería al presidente de Venezuela.

Contenido

El juez Sergio Moro fue quien estuvo a cargo, en Brasil, del caso conocido como Lava Jato que investigó hechos de corrupción en el gobierno brasileño, entonces a cargo el Partido de los Trabajadores (PT). Por esta causa, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se encuentra preso (y no pudo ser candidato en las pasadas elecciones presidenciales).

Cuando Jair Bolsonaro asumió la presidencia de Brasil a inicios de este 2019, nombró a Sergio Moro como ministro de Justicia (y hubo quienes dijeron que se trató de un "premio" por su accionar contra el PT, principal competencia del ahora presidente en la campaña del año pasado). Es un personaje controversial y hay quienes lo acusan de haber cometido irregularidades y de no actuar con la neutralidad que debería caracterizar a un juez. 

De hecho, el medio brasileño The Intercept publicó una investigación en la que se comprobaría, a través de chats y conversaciones, que Sergio Moro fue el verdadero jefe de la acusación en el Lava Jato, la misma persona (supuestamente neutra) que juzgaría el proceso. El 2/7, Moro se presentó ante el Congreso y defendió su rol en el Lava Jato durante 7 horas, asegurando que los diálogos divulgados fueron fruto de un robo, pueden haber sido editados y, aún si fuesen verdaderos, no indican desvío alguno.

Sergio Moro sigue en el foco de la controversia. Este domingo 7/7, el mismo medio revela nuevas conversaciones entre Moro y miembros del equipo de investigación de la operación Lava Jato. The Intercept Brasil habría recibido esta información a través de una fuente anónima y la publicó con la colaboración de Folha de S. Paulo.

Los nuevos chats revelarían que que el exjuez orientó a los fiscales de la operación a publicar datos confidenciales relacionados con los contratos de la constructora brasileña Odebrecht en Venezuela. "Quizá habría que publicar la delación de Odebrecht sobre sobornos en Venezuela. ¿La tenemos aquí o está en la Fiscalía General?”, habría dicho Moro al jefe del equipo de investigación de Curitiba, Deltan Dallagnol, en un mensaje privado enviado el 5 de agosto de 2017 por Telegram.

A pesar de que Moro niega la veracidad de las conversaciones filtradas, la opinión pública brasileña no da tregua: este domingo 7/7 el Instituto Datafolha publica el resultado de una encuesta que revela que la mayoría de los brasileños condena el comportamiento de Moro.

El caso Odebrecht comenzó en Brasil e involucró a una decena de países. La homónima constructora reconoció en 2016 que había sobornado a gobiernos de 11 países, además de Brasil, para conseguir contratos de obras (entre los que se encuentra Venezuela).

Sin embargo (y más allá de una validación o no de la investigación), el Supremo Tribunal Federal brasileño se comprometió a no difundir información confidencial de las investigaciones, excepto para compartirla con investigadores de otros países si no había consecuencias contra la empresa y sus ejecutivos.

Según el reportaje, los fiscales debatieron durante meses la viabilidad de romper la confidencialidad del acuerdo y las consecuencias políticas de la acción, tanto en Brasil como en el país vecino. Algunos llegaron a manifestar preocupación por que la revelación provocara una “convulsión social y más muertes” en Venezuela. “Imagínate que lo hacemos y el loco manda arrestar a todos los brasileños en territorio venezolano”, habría escrito el fiscal Athayde Ribeiro Costa.

Sin embargo, el plan de Moro nunca se llevó a cabo: porque no tenían contactos en la justicia venezolana luego de la destitución de la fiscal general Luisa Ortega Díaz y porque Moro también dejó su cargo como juez para ser ministro en el gobierno de Bolsonaro.

“El ministro de Justicia y de Seguridad Pública no reconoce la autenticidad de los supuestos mensajes obtenidos por medios criminales y que pueden haber sido adulterados total o parcialmente”, ha informado Moro, a través de su gabinete de comunicación. “El material que ha presentado el reportaje no permite verificar el contexto y la veracidad de los mensajes”, ha afirmado la asesoría de prensa de la Lava Jato. 

Comentarios

No solo hay que evitar ser esclavo/a de una sustancia o droga; tambien hay que evitar ser esclavo/a de una ideologia.
Las personas fanatizadas ideologicamente sean de extrema izquierda o de extrema derecha, sean fanaticos religiosos o fanaticos anti-religiosos o sean fanaticos de algun tipo de modelo economico pierden su capacidad de pensamiento critico, imparcialidad y pueden en el caso de tener cargos importantes cometer las mayores injusticias y a veces crimenes de lessa humanidad.