Leído

BLUFF CARIOCA

Mucho show pero la economia no arranca, Bolsonaro

Dom, 21/07/2019 - 9:37pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Crítico de Jair Bolsonaro, sin embargo The Intercept_Brasil relata algunos hechos que fundamentan el bochorno que frecuenta el Presidente brasilero: "(...) El Presidente que ha mentido en público más de 200 veces desde enero, ha decidido usar su estrategia para desviar, una vez más, la atención pública sobre sus hijos: un 'pollo frito' que sueña con convertirse en embajador (N. de la R.: en USA), otro envuelto en su propio naranjal. La cortina de humo sirvió muy bien. Mientras Bolsonaro inventó historias sobre (la periodista) Miriam Leitão, (...) Bolsonaro creó un grupo de solo tres personas, todas del gobierno federal, y dio solo 30 días para completar un "estudio" (use comillas dobles, por favor) para la "simplificación del régimen de otorgamiento" de las minas. En resumen, debería ser aún más fácil tener autorización para extraer, sobre todo, oro y diamantes, en el país que ya sufre una epidemia minera y que siente la presión de fondos multimillonarios que amenazan con cortar la ayuda a la Amazonía por el evidente compromiso del gobierno -y Ricardo "Yale" Salles- con la destrucción del bosque. (...)". Pero Bolsonaro sigue sin acertar en la economía.

Contenido

Muy ilustrativo sobre lo que sucede en Brasil es la columna de Rodolfo Costa en el diario Correio Braziliense, editado en Brasilia:

"Han pasado casi 7 meses desde la inauguración (del mando), el presidente Jair Bolsonaro aún no ha podido iniciar la economía. De no ser por el compromiso del Congreso de aprobar la Reforma Previsional, que mejoró las expectativas del mercado, el fracaso sería general. 

No resultando suficientes los obstáculos creados a la Reforma Previsional por la falta de articulación política y las críticas del ministro de Economía, Paulo Guedes, a algunas modificaciones al texto del Ejecutivo, ahora el Palacio del Planalto se prepara para luchar con el Legislativo por una gran Reforma Tributaria, a la que el Congreso se anticipó y tiene varias propuestas en proceso. Para evitar una mayor incertidumbre en el mercado, será necesario construir una buena base de apoyo en torno a la propuesta del Ejecutivo, que aún no se ha presentado.

La aprobación de la reforma previsional en la primera ronda en la Cámara de Diputados antes del receso, alentó al mercado, pero no lo suficiente como para cambiar en el corto plazo el pesimismo de los analistas. La más reciente encuenstas de expectativas de economistas publicadas por el Banco Central pronostica un aumento del PIB de +0,81% en 2019, inferior al crecimiento de +1,1% de 2018. 

La desaceleración ha desnudado las dificultades del gobierno para mantener su popularidad. La más reciente encuesta de Datafolha, para julio, señala que el 33% de la población considera al gobierno como Muy Bueno o Bueno, el nivel más bajo de los Presidentes al comienzo de su mandato. Teniendo en cuenta el margen de error, de 2 puntos porcentuales a más o menos, Bolsonaro continúa en el mismo rango del 35% de intención de los votos que tuvo en la víspera de la 1ra. ronda de las elecciones de 2018.

En otras palabras, Bolsonaro solo es bien ponderado por la base electoral que le permanece fiel. Sin embargo, él no ha logrado mantener los votos "anti PT" capturados en la 2da. vuelta. Y Bolsonaro no ha hecho un esfuerzo por recuperar esa porción perdida del electorado. En las últimas tres semanas, ha reforzado un acercamiento con los grupos evangélicos y ruralistas, fieles a él desde la 2da. vuelta de las elecciones, en un proceso que, políticamente, lo muestra incapaz de responder a las demandas de la economía.

En la práctica, el Presidente continúa predicando exclusivamente a sus aliados. El jueves 18/07, durante la solemnidad alusiva a los 200 días de gobierno, con prestigiosos ruralistas: y permanece cerca de los evangélicos, hasta el punto de haber asistido a un servicio religioso en la sede internacional de Sara Nossa Terra en Brasilia el viernes (07/07). Son movimientos que intensifican las alianzas realizadas con estos dos grupos (N. de la R.: con representación legislativa) en el café matutino en el Planalto y fuera de la agenda oficial, además de un servicio religioso en la Cámara en julio.

El problema, advierten los aliados dentro y fuera de estos dos grupos, consiste en que los lazos políticos construidos por Bolsonaro no pacifican su relación con los líderes de los partidos. La unión del Ejecutivo con los ruralistas y evangélicos 'mapea' las conducciones del centro político (bloque legislativo integrado por PP, PRB y PL) para lograr una articulación oficialista. Pero hasta ahora, todo está en el campo de la conversación y no se ha adoptado una posición más enfática para capacitar a los nuevos interlocutores que pueden hacer este arreglo. (...)".

¿Por qué es tan importante este análisis?

Porque Bolsonaro enviará al Congreso un proyecto de reforma fiscal, que prevé un impuesto único sobre el consumo: el Impuesto al Valor Agregado (IVA), y deberá estar bien trabajado para obtener apoyo suficiente. 

El IVA federal resultará de la unificación de 5 impuestos, PIS-Pasep, Cofins, IPI, CSLL y IOF, y está siendo desarrollado por el secretario especial de Ingresos Federales, Marcos Cintra, con el apoyo del Instituto Brasil 200, liderado por Flávio Rocha. 

La presentación del texto debía hacerla el senador Flávio Bolsonaro (PSL-RJ), el jueves 18/07, pero se pospuso hasta después del receso.

Una de las controversias en torno a la propuesta es la creación de un impuesto a las transacciones financieras, una de las banderas de Cintra. 

La idea, que es similar a un nuevo CPMF (Contribuição Provisória sobre Movimentação Financeira), no está siendo considerada por los parlamentarios. 

La opción del gobierno de enviar la reforma tributaria a través del Senado, según los interlocutores, sería una cortina de humo para bloquear otras Proposta de Emenda à Constituição (PEC) que sobre el tema tributario andan por el Legislativo. 

Sin embargo, el contenido de la propuesta gubernamental complica el debate en la Cámara Baja, donde aún se tiene que votar en la 2da. ronda la Reforma Previsional, para que pase al Senado. 

No ayuda que Bolsonaro haya llamado "paraíbas" a los gobernadores del Noreste.

El gobierno apoya el discurso de que el crecimiento será a través de la inversión. Pero sin una reforma fiscal sólida, el gobierno dependerá de medidas de corto plazo para calentar el consumo, y no avanzará realmente el equilibrio entre la oferta y la demanda. 

"Es un vuelo de gallina", critica el diputado Luis Miranda (DEM-DF). "La idea del IVA es positiva, pero sin una articulación política eficiente para garantizar una tasa significativamente reducida no funcionará".