Leído

NO MENCIONÓ LA REFORMA

Polémico: Bolsonaro lo hizo de nuevo y defendió el trabajo infantil y la portación de armas en niños

Vie, 05/07/2019 - 1:23pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Una vez aprobado el texto básico de la Reforma Previsional del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y en medio de nuevas acusaciones desde el medio brasileño Veja y The Intercept, contra el Ministro de Justicia, Sergio Moro, el mandatario volvió a pronunciarse a favor de la portación de armas, pero ahora no solamente para jóvenes sino que también para niños. Además aseguró que trabajar no es malo para nadie, ni siqiuera para los niños, es por eso que no presentará ningún tipo de proyectos en relación al tema.

Contenido

A última hora del pasado jueves 05/07 durante una transmisión de televisión en vivo, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro se volvió a pronunciarse a favor de la portación de armas, solamente que está vez también la acepto en los niños. Si bien el mandatario revocó el  decreto que flexibilizaba la portación de armas, como buen militar siempre estuvo a favor de esto, como lo viene demostrando desde su campaña política. Es por eso que envió nuevos proyectos a la Cámara de Diputados.

Sin embargo lo que más soprendió de sus últimas declaraciones del jueves es que también se encontró defendiendo al trabajo infantil, algo rechazado por muchas organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y del Niño, como UNICEF o la ONU, así como también por muchos mandatarios de la región. Con la consigna de "trabajar nunca perjudicó a nadie", el mandatario aseguró que no presentaría  ningún proyecto de ley para despenalizar la práctica porque sabía que "sería masacrado".

"Cuando un chico de nueve o diez años está trabajando siempre hay alguien que dice que eso es trabajo esclavo, yo no sé si es así", pero cuando la gente ve a un menor fumando un cigarrillo de crack nadie dice nada", explicó Bolsonaro en su discurso.

Para dar ejemplo de estas declaraciones utilizó su primer experiencia laboral donde cosechaba más a los 9 años en San Pablo. "El trabajo dignifica a hombres y mujeres, no importa la edad", concluyó el mandatario. Pero al parecer no tuvo en cuenta las cifras que impactan sobre el territorio brasileño en cuanto al trabajo infantil, ya que en el país hay 1.8 millones de niños y adolescentes que trabajan, según los últimos datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), y casi 1 millón lo hace de manera ilegal.

Además, lo que el presidente no tuvo en cuenta es que el trabajo infantil si es delito en Brasil, ya que fue vetado por la Constitución de 1988 y por el Código Penal brasileño en 2003. Es decir defiende algo ilegal pero que ocurre día a día en territorio brasileño, sobre todo en zonas donde viven personas las clases sociales más bajas, como las favelas (asentamientos brasileños) en lugares turísticos como Río de Janeiro donde los visitantes se encuentran con niños trabajando en las calles.

El presidente siguió con sus declaraciones, defensas y ejemplos, pero lo que más llamó la atención es que en ningún momento se refirió a la Reforma Previsional que se aprobó el mismo día, algo con lo que el mandatario está luchando desde que asumió el gobierno. Con 36 votos a favor y 13 en contra, los congresistas acordaron en cuento al texto básico  de la reforma de pensiones que impactará directamente sobre las jubilaciones y la vida laboral de cada persona