Leído

"ÉRASE UNA VEZ EN HOLLYWOOD"

Tarantino reescribe la historia de los asesinatos Manson en nuevo film

Vie, 26/07/2019 - 11:32am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

En su 9º film, el director cinematográfico Quentin Tarantino retoma la historia de los asesinatos cometidos por la secta de Charles Manson en agosto de 1969, pero se toma todas las licencias posibles. La película está centrada en realidad en los vecinos (en la ficción) de Roman Polanski y Sharon Tate, Rick y Cliff. Hacia el final de la película, cuando bajo las órdenes de Manson, 4 de los miembros de la secta se aproximan a la mansión de Cielo Drive a cometer sus crímenes, Rick intenta echarlos y el desenlace dista mucho de lo que pasó en la noche del 8/8/1969.

Contenido

¡ALERTA: SPOILER ALERT!

Es el 9º film de Quentin Tarantino y podría ser el anteúltimo, ya que el director ha deslizado que le gustaría cerrar su carrera filmográfica en 10 películas. "Érase una vez... en Hollywood" se estrena este 26/7 en Estados Unidos, y el 22/8 en Argentina.

La película ha sido descrita como una oda al cine de los años sesenta, llena de bellos encuadres pero carente de trama y demasiado larga  (dura 2 horas 40 minutos), según Ana Pastor del portal Hipertextual.

La película trata sobre los asesinatos de la secta liderada por Charles Manson pero está contada desde el punto de vista del vecino (en la ficción) de Roman Polanski y Sharon Tate -una de sus víctimas en la vida real (interpretada por Margot Robbie)-.

El vecino en la ficción de Polanski y Tate es Rick Dalton (Leonardo Di Caprio), un actor de westerns alcohólico y venido a menos, que ya no consigue papeles. El otro protagonista de la película es Cliff Booth (Brad Pitt), el doble de toda la vida de Dalton y su compinche.

Como telón de fondo, explica Pastor, "los jóvenes hippies seguidores del asesino en serie protagonizan varias escenas que van elevando la tensión y nos recuerdan qué es lo que hemos venido a ver. Es gracias a ellos que los últimos minutos de película se convierten —por fin— en la explosión de violencia que uno espera de Quentin Tarantino."

La historia de Tate es contada muy en los márgenes, "cuando la cámara hace un paneo para alejarse momentáneamente de los protagonistas y visitar la casa vecina en Cielo Drive", explica Hípertextual.

Pero lo más interesante de la película es que Tarantino se tomó la licencia de reescribir la historia de lo que pasó esa noche de agosto de 1969 en la mansión de Cielo Drive.

Repasemos primero los hechos reales: el 8/8/1969, 4 seguidores de Charles Manson, condujeron hasta la casa con la intención de cometer asesinato, bajo las órdenes de su líder. La casa que Tate y Polanski estaban alquilando, explica Alissa Wilkinson del portal Vox, pertenecía anteriormente a Terry Melcher, un productor musical a quien Manson culpaba por su fracaso como artista. Pero el objetivo era asesinar a algunos "cerdos políticos" (gente rica y acomodada), y hacer parecer que el crimen había sido cometido por las Panteras Negras para desatar una guerra y el apocalipsis, que Manson llamaba "Helter Skelter", por una canción de los Beatles. Al llegar a la casa de Cielo Drive, en lugar de encontrar a Terry Melcher, los 4 miembros de la secta (Tex Watson, Susan Atkins, Linda Kasabian y Patricia Krenwinkel) encontraron y asesinaron brutalmente a Sharon Tate (embarazada de 8 meses) y otras 4 personas.

En la película, en cambio, los 4 miembros de la secta Manson estacionan frente a la casa de Tate pero Rick los ve llegar, sale a echarlos, cansado de estos "malditos hipppies". Y se van, por un rato. Pero luego, la secta nota que el hombre que les estaba gritando era el actor Rick Dalton y deciden volver a matarlo. Ahí comienza un violento enfrentamiento entre la secta y quienes están en la casa. Finalmente, Rick, Cliff y la esposa de Rick, matan al trío Manson. Sharon Tate, y las 4 víctimas reales de la secta Manson, en la película de Tarantino, viven.