Leído

UN DEBATE NECESARIO

El Yunque: Secretismo, vanidad y religión

Mie, 31/07/2019 - 12:22am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Toda religión puede caer en extremismos y en desvíos inexplicables para unos, justificables para otros. Pero esta realidad obliga a la cautela cuando se analizan las situaciones porque hay fundamentalismos en el islam pero tambien en el cristianismo, y el caso de la controversial organización católica apostólica romana El Yunque es un ejemplo concreto. Se puede invocar a Dios pero no servir a Dios. O el Dios al que se sirve no es el Dios al que se invoca. O el Dios verdadero perderse en la vanidad humana. Otra investigación de la web TercerAngel.org/

Contenido

CIUDAD DE BUENOS AIRES (TercerAngel). La Organización Nacional del Yunque es el nombre de una organización autoidentificada con el catolicismo apostólico romano, de origen mexicano e ideología conservadora, de alcance nacional e internacional, cuyo propósito es «defender la religión católica y luchar contra las fuerzas de Satanás», e instaurar «el reino de Dios en la tierra» mediante la infiltración de todos sus miembros en las más altas esferas del poder político.

Según el periodista y escritor mexicano Álvaro Delgado, autor de "El Yunque: La ultraderecha en el poder" (2003) y "El Ejército de Dios: Nuevas revelaciones de la extrema derecha en México" (2005), es un grupo «ultracatólico, anticomunista, antisemita, antiliberal y con rasgos fascistas», que se organizó en 1955 en Puebla de Zaragoza, ciudad capital del Estado Libre y Soberano de Puebla, México.

La existencia del Yunque ha sido reconocida por ex integrantes y por miembros pero su estructura y objetivos son de carácter reservado. El objetivo del Yunque sería "ordenar el Estado para instaurar la Ciudad de Dios conforme al Evangelio".

La Agencia Católica de Informaciones -ACI Prensa, del multimedios EWTN Global Catholic Network, la cadena católica televisiva más grande del mundo- publicó un escrito de José de Jesús Castellanos López, vicerrector de la Universidad Vasco de Quiroga, dirigente de la Organización del Bien Común (OBC), quien rechazó las ideas conspirativas: “El ‘Yunque’ existe y está presente en varios países, pero su nombre es ‘Organización del Bien Común’. Originalmente y por tradición entre sus miembros, se le denominaba sencillamente como ‘La Organización’, y no es, ni nunca ha sido, una asociación secreta. Ha sido presentada y es conocida por varios cardenales y obispos. Lo que sí reconoce esta asociación es que tiene desde su fundación una norma de discreción, a la cual todos sus miembros se obligan libremente”.

La “discreción” fue fundamentada por Castellanos López, en “la aspiración de que todos sus miembros vivan la virtud de la humildad, evitando la vanagloria, considerando que los resultados obtenidos no se darían sin la ayuda de Dios”.

Una segunda razón es “el bien y la seguridad de sus integrantes”.

El respeto de la vida privada, de las trayectorias y responsabilidades de sus miembros, son razones que para ellos justifican la discreción. Esto también se aplica respecto a la estructura de la organización y sus miembros”, agregó.

Según él, la OBC nació con la conformidad del entonces Arzobispo de Puebla, Octaviano Márquez y Toriz, “como una organización del conocimiento de la Iglesia, autónoma y abierta al consejo de obispos, sacerdotes y especialistas”.

En sus orígenes, la Organización se enfocó a la lucha contra el comunismo ateo en el ámbito universitario. Con el paso del tiempo su trabajo se fue ampliando hasta comprender más temas, como la defensa de la libertad de educación, la libertad religiosa, la familia, la vida humana desde la concepción, la democracia plena y participativa, la economía socialmente responsable, la seguridad, la justicia y la paz, entre otros”, señaló.

La historia

El Yunque, citando a Álvaro Delgado, fue fundado en 1955 por Ramón Plata Moreno y Manuel Díaz Cid, "para defender a la religión católica" de sus adversarios: "el comunismo, el pueblo judío y la masonería".

El origen del nombre fue explicado así por Castellanos López: “La frase está tomada de la carta que el Santo (Ignacio de Antioquía), camino al martirio, escribió al obispo Policarpo, exhortándolo a ‘mantenerse firme como el yunque al ser golpeado (…) por amor a Dios hemos de soportar todas las cosas’, pues Él ‘sufrió en todas formas por amor a nosotros’”.

Eran estudiantes provenientes de escuelas particulares católicas que cursaban en la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) donde se enfrentaron a las agrupaciones estudiantiles vinculadas a la izquierda, y por eso crearon el Frente Universitario Anticomunista (FUA).

Según Díaz Cid, utilizaban seudónimos para evitar el espionaje de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), que recién detectó las actividades de El Yunque en 1975.

El enfrentamiento fue brutal, y provocó: Universidad Autónoma de Puebla (UAP) vs. Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Díaz Cid dijo que no había ritos iniciáticos para los nuevos miembros, pero los iniciados sabían a qué se comprometían.

Manuel Espino Barrientos, expresidente del Partido Acción Nacional, citó a El Yunque en una entrevista que le hizo el diario El Universal, de Ciudad de México DF, en mayo de 2002, y le dijo a Delgado para su libro "El Ejército de Dios": "Conozco de la presencia en esta organización de algunos amigos míos (omitió dar nombres), de los que por cierto me siento muy orgulloso, e hizo que muchos me pusieran esta etiqueta, sin embargo no es verdad, no formo parte de El Yunque", aclaró.

Delgado afirmó que El Yunque es una organización con inicio paramilitar, que utilizó otras estructuras de fachada para sus acciones más violentas, entre ellas MURO (Movimiento Universitario de Renovadora Orientación).

De acuerdo a Hugo Salinas Price, padre de Ricardo Salinas Pliego, dueño de Televisión Azteca, él financió el grupo de choque MURO que operó en la Universidad Nacional Autónoma de México desde la década de los '60. El dato corrobora la existencia de una agenda de poderosos relacionados con El Yunque.

Este concepto discrepa con la finalidad de la ‘Organización del Bien Común’ que explicó Castellanos López: “Actuar como laicos católicos, en el campo cívico-político, para participar en forma organizada en la construcción del Bien Común, en fidelidad a la Iglesia y a su doctrina, y con la conciencia de la autonomía propia del orden temporal, procurar el Reino de Cristo en el alma y su proyección a lo social, movidos por la caridad y así buscar la santificación”.

Desde su fundación, en 1939, por Manuel Gómez Morin, Efraín González Luna y otros, el Partido Acción Nacional (PAN) tuvo vínculos cercanos con organizaciones católicas conservadoras, en especial en su principal bastión, Guanajuato.

El Yunque fue mencionada, asociándola al PAN, por el llamado 'Subcomandante Marcos', de Chiapas. Y desde que fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador responsabilizó a El Yunque de ataques en su contra, y personajes vinculados a El Yunque promovieron marchas contra AMLO reclamando seguridad pública.

El Yunque fue parte de los debates públicos entre el entonces presidente Vicente Fox (del PAN), y AMLO.

Según el ex militante de El Yunque, Luciano Ruiz Chávez, en 2006 la organización planificó acciones de violencia contra AMLO y sus simpatizantes, quienes denunciaban un fraude electoral en su contra, provocando una crisis post-electoral.

Personajes públicos asociados a El Yunque tuvieron que desmentir haber provocado el desplome del avión que transportaba al ex secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño Terrazo, quien había acusado a El Yunque por una campaña de desprestigio.

Sofía Negrete explicó en el diario mexicano Milenio, el curioso caso que sucede en Guanajuato, con el intento de reconstrucción del Partido de Acción Nacional (PAN), ya con Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia, abriéndole las puertas a El Yunque, por decisión de Román Cifuentes Negrete, jefe de la fuerza político-partidaria en el estado.

Román Cifuentes Negrete, según Negrete, fue bautizado en la secta como “Rogelio Vignote”, quien llegó al cargo con la aprobación de Elías Villegas, alias “Pedro”, a quien le ha seguido su hija Leticia Villegas, síndico municipal en León.

También aprobó la estrategia el ex gobernador Miguel Márquez Márquez, bautizado como “Antonio Villavicencio”.

Hacía 13 años que El Yunque no tenía las riendas del PAN en Guanajuato. Ahora, Román Cifuentes le habría concedido ahora voz y voto a altos mandos de la organización tales como Gerardo Mosqueda y Gerardo de los Cobos.

En España

En tanto, en España una investigación de la organización ciudadana Avaaz vinculó al joven partido de derecha, Vox, con "la organización secreta de ultraderecha y paramilitar El Yunque, de origen mexicano".

El programa "360°", de la televisión vasca EITB, afirmó que Santiago Antonio Ribas Sáez, vicesecretario de Juventud de Vox Madrid, y muy cercano a la presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, y a José Manuel Menéndez Hernández, coordinador nacional de la organización juvenil de Vox, ‘Cañas por España’, captaron jóvenes mediante “asociaciones tapadera” para la sociedad ultraderechista ‘El Yunque’.

“Los métodos de control, infiltración u ocultación de El Yunque mediante asociaciones tapadera son una verdad judicializada y tienen paralelismos con la metodología de ‘Cañas por España’”, apuntó la investigación.

“Las acciones de ‘Cañas por España’, autodenominada ‘iniciativa juvenil de Vox’, son impulsadas por el partido, que llegó a animar a que se unieran menores de edad."

El historiador Santiago Mata investigó y publicó "El Yunque en España: la sociedad secreta que divide a los católicos", trabajo en el que afirmó que Ignacio Arsuaga, Luis Losada, Jaime Urcelay, Eduardo Hertfelder, Leonor Tamayo… Hazte Oír, Más Libres, Profesionales por la Ética, Actuall, Citizen Go, Vota Valores, Instituto de Política Familiar, Organización del Bien Común… son algunos de los nombres, y de las organizaciones, que se encuentran detrás de El Yunque, la mayor organización secreta inserta en la Iglesia Católica española.

"El Yunque mucho más que una secta, es una organización secreta anticristiana, una sociedad que divide a los católicos en España", subrayó el autor en la presentación del trabajo.

A su lado, el profesor Javier Paredes agregó: "El Yunque es una mentira social, que va disfrazado de cosas buenísimas y estupendas, y que tiene engañada a tanta gente".

"La Orquesta", tal como la llaman sus miembros en España, llegó desde México en el contexto de la Transición española, luego del fallecimiento de Francisco Franco (durante el llamado 'franquismo' ocurrió el despegue vertical otra organización católico controversial, Opus Dei).

Vale la pena recordar que México no fue el origen solamente de El Yunque sino también de la muy cuestionada e investigada Congregación de los Legionarios de Cristo, fundada en enero de 1941 por el sacerdote mexicano Marcial Maciel Degollado.

Según Mata, El Yunque prosperó durante el gobierno del socialdemócrata José Luis Rodríguez Zapatero, capitalizando el descontento católico contra los debates que impulsó el Estado para reformar el sistema educativo, legalizar / flexibilizar el aborto, modificar la legislación y el concepto de matrimonio y la irrupción del colectivo LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero).

Sin embargo, quienes trabajaron en las organizaciones familiares que articularon las protestas denunciaron una desmedida ambición de sus miembros y el recurso de métodos poco cristianos para ganar protagonismo o desacreditar a quienes pudieran hacerles sombra o escapar a su control.

Tras las revelaciones de la web española El Confidencial, en 2012, asociaciones tales como Profesionales por la Ética contra Forum Libertas, y su editor, Josep Miró i Ardèvol, demandaron al diario digital, pero el reclamo fue desestimado.

Luego HazteOir demandó a El Confidencial, y también fue desestimado.

Más tarde, HazteOir.org demandó a Fernando López Luengos, laico católico que redactó el informe "El Transparente de la Catedral de Toledo", a petición de la Comisión de Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española, conducción de la Iglesia Católica de España, que lideraba el cardenal Antonio María Rouco Varela.

El Transparente de La Cated... by Urgente24 on Scribd

La Conferencia Episcopal pareció contentarse con exigir al Yunque -según escribió en la web InfoCatólica el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla- que abandonara el secretismo, y entonces tres de sus miembros crearon la asociación Organización del Bien Común. Y esto relativiza los dichos ya citados de José de Jesús Castellanos López, vicerrector de la Universidad Vasco de Quiroga.

Por entonces ocurrió la denuncia de que El Yunque había logrado que uno de sus miembros ingresara como consejero y asesor jurídico de la filial española de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), controlando el personal que contrataba en España la institución pontificia.

López Luengos no fue responsable de que su trabajo se filtrase a la prensa. Pero contra él avanzó Ignacio Arsuaga, líder de Hazte Oír, por supuesta intromisión en su derecho al honor. José Rico Pavés, obispo auxiliar de Getafe, tuvo que declarar en sede judicial por la denuncia.

En mayo de 2014, la jueza española María Belén López Castrillo, del Juzgado de 1ra. Instancia Nº 45 de Madrid, desestimó dicha demanda por presunta vulneración del derecho al honor al no haber vinculado el autor directamente HazteOir y El Yunque, aunque consideró acreditada la relación entre El Yunque y "alguno de los miembros" de la organización española HazteOir, a la vez que declaró que el informe de "El Transparente" era "esencialmente veraz".

En la web ElPlural.com, el periodista José María Garrido destapó que el Juzgado de Primera Instancia Nº 48 de Madrid había dado por “acreditada” la relación de miembros de HazteOír con El Yunque, que había logrado el apoyo de una parte de la jerarquía católica, pero rechazada por los obispos de Toledo y Getafe, que prohibieron a HazteOír el acceso a sus diócesis para que “no puedan dar a conocer o promover sus iniciativas”.

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, pidió públicamente a HazteOír que dejara de existir como sociedad secreta.

Más tarde, la elección del cardenal Ricardo Blázquez Pérez como presidente de la Conferencia Episcopal fue un revés HazteOír y al ver cómo el nuevo presidente se negó a recibir o colaborar con las actividades de CrossRoads, “la asociación de captación para el Yunque de los jóvenes que peregrinan a Santiago de Compostela”; y el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, abogó porque los católicos se desapuntaran rápidamente de Hazte Oír.

En 2017, Garrido fue quien denunció que Hazte Oír organizaba jornadas para curar la homosexualidad, una de ella impartida por el estadounidense Richard Cohen, autor de “Comprender y sanar la homosexualidad”, acerca de cómo cambiar de orientación sexual o si es posible dejar atrás los sentimientos de atracción hacia las personas del mismo sexo.

Hazte Oír generó la organización juvenil CrossRoad, que trascendió por sus peregrinajes a Santiago de Compostela, y juntos realizaron la petición “No a un Disney de gays y lesbianas para mis hijos”, distribuyendo en colegios volantes contra la diversidad sexual.

Hazte Oír había sido calificada en 2014 por el gobierno del Partido Popular, que lideraba Mariano Rajoy, asociación de “utilidad pública”.

La nueva Guerra Fría

El origen de El Yunque se remonta a 1953, días de Guerra Fría:

“El impulso original fue hacer frente a la acción de varios profesores y compañeros que inculcaban la visión marxista y atea contra la religión católica en la Universidad pública de Puebla”, indicó Castellano López.

En busca de una “solidez doctrinal y organizativa”, se recurrió al sacerdote jesuita Manuel Figueroa, “quien tenía conocimiento de grupos reservados formados por católicos”, agregó Castellanos López.

Los católicos que cuestinan a la francmasonería por su secretismo, tienen diversas asociaciones reservadas o confidenciales, ya que no aceptan que sean secretas.

Desde la Unión de Católicos Mexicanos –conocida como “La U” –, replicada más tarde en Chile; a los grupos organizados en Polonia, ya fuese contra el nazismo como contra el comunismo, por Karol Wojtyla, más parte papa Juan Pablo II.

Pero lo interesante es que la Guerra Fría de los años '50 a '80, han derivado hoy día a la cuestión sobre aborto y sexualidad, provocando similares pasiones y la aberración de que el fin justifica los medios.

Por supuesto que, además, es cuestionable tanto la idea infiltrarse en los niveles de conducción de la sociedad con el fundamento de que así se cambiará el mundo, porque sólo se invocan conceptos morales, espirituales y éticos que pueden violentar todo lo moral, espiritual y ético.

Además, el cristianismo nunca necesitó de infiltrar nada para expandirse. En su fulminante crecimiento inicial tampoco requirió del Estado sino que, todo lo contrario, fue perseguido por el Imperio Romano, por el clero judío y otras teocracias.

El cristianismo siempre resultó una decisión de redención espiritual, que impacta en las conductas de quienes lo practican, y ese testimonio provoca una viralización. Deberían tenerlo presentes quienes elucubran organizaciones tales como El Yunque.