Leído

COMPARTÍ TUS FANTASÍAS

5 tips para empezar a hablar con tu pareja sobre sexo

Lun, 20/05/2019 - 1:13pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Compartir tus fantasías eróticas con tu pareja puede ser un puente para reencontrarse cuando están desconectados. Para poder hablar sobre sexo con la persona que amás, es importante salir de la posición crítica, hacerte cargo del propio placer, escuchar, abrirte, y buscar el momento oportuno.

Cómo hablar con tu pareja sobre sexo. /Foto:AskMen.com
Contenido

Uno puede sentirse mucho más vulnerable al hablar sobre sexo que al tenerlo, asegura el investigador sobre sexo, Justin Lehmiller.

Pero sin embargo, una buena comunicación sexual es la clave para lograr mayor intimidad con tu pareja, poder abrirte y permitir que se abra.

Además, la comunicación sexual no se trata solo sobre sexo. La mala comunicación sobre sexo, dijo Krystal Woodbridge, terapeuta psicosexual y de relaciones al diario The Guardian, "suele ser un signo de que te estás comunicando mal en todo."

"Si una pareja viene a mí con un problema sexual, rara vez se trata solo sobre eso. Por ejemplo, alguien con poco deseo puede estar albergando un resentimiento por otra cosa desde hace 20 años."

Pero, ¿cómo hacerlo? ¿Cómo empezar a hablar sobre sexo? ¿En qué momento? Aquí algunos tips de expertos:

1. Salí de la posición crítica. "Nunca es bueno quejarse del desempeño de tu pareja", dijo Cate Campbell, terapeuta especializada en terapia psicosexual y de relaciones. "En la terapia de pareja, uno de ejercicios más efectivos que hago es pedirle a las parejas que vayan y se centren puramente en su propio placer, en lugar del de su pareja. De esa manera, no están pensando 'Tengo que complacer a esta persona'. Eso saca del medio la ansiedad sobre la performance, que es una gran distracción. Es transformacional: cuando empiezan a hablar, tienen mucho más para compartir." Si te adueñás de tu experiencia de esta manera, argumenta Campbell, se vuelve más difícil hablarle a tu pareja desde un lugar de crítica. "Las personas piensan que tienen el poder de darle a otra persona un orgasmo - no lo tienen. Si te adueñás de tu propio orgasmo, nadie tiene el poder de "no darte uno", considera Woodbrige. Desd este lugar, es difícil ponerse en la posición de "echar culpas" al otro.

2. Hablar se trata de escuchar. Uno de los problemas comunicativos más comunes es que las personas no saben escuchar, apunta Campbell. "Las personas están tan preocupadas por cómo evitar lastimarse o lastimar al otro, que se pasan todo el tiempo pensando en qué es lo próximo que van a decir, en lugar de realmente escuchar." ¿Cómo conseguir una buena escucha? Intentá abordar la charla con curiosidad, desapego y estando presente. Podés pedirle a tu pareja: "Contame más sobre eso." Intentá ponerte en sus zapatos. "E intentá aceptar lo que estás escuchando. Estamos programados para creer que la realidad es una sola, y las otras perspectivas están erradas."

3. Expresate de manera clara. Tu pareja no sabe leer la mente: si no tenés ganas de tener sexo porque acabás de beber un café y sentís que tenés mal aliento o acabás de ir al baño y te sentís sucio/a, decíselo, aconseja Campbell. De lo contrario no entenderá lo que te pasa y se sentirá rechazado/a. "Una pregunta que suelo hacerles a las parejas en terapia es: cómo lidian con un no, y cómo expresan un no", asegura.

4. Abrí tu cofre de fantasías. A las personas les cuesta compartir sus fantasías sexuales. De hecho, solo la mitad de nosotros lo ha hecho, explica Lehmiller. El motivo es que nos da vergüenza. Sin embargo, la ganancia que se obtiene al compartir las fantasías sexuales con la persona que amamos es enorme. "La gente que habla sobre sus fantasías reporta las relaciones sexuales más felices", explica Lehmiller. Compartir nuestras fantasías -ya sea que las actuemos o no- es una manera fácil de introducir novedad a nuestras vidas sexuales. Y simplemente expresarlas puede resultar sumamente excitante.

5. ¿Cuándo empezar? Cuanto antes. "Es bueno empezar a hablar sobre sexo temprano en una relación, apunta Lehmiller: cuanto más esperes, más difícil será." Sin embargo, nunca es tarde para empezar. Respecto del momento oportuno para tener este tipo de charla, Lehmiller apunta que lo mejor es arrancar cuando están algo excitados, puede ser tras mirar un film erótico y haber tomado vino. "Tu respuesta de asco baja cuando estás excitado, por lo que tu pareja podría estar más receptiva", explica el especialista. Es por eso que hay que buscar actividades que disfruten juntos y los exciten para romper el hielo y empezar a hablar.