Leído

DESTRUYENDO LA AMAZONIA

S.O.S. de 6 estados brasileños para combatir los incendios forestales

Dom, 25/08/2019 - 1:42pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Feroces incendios forestales continúan afectando a la selva amazónica en Brasil, cerca de la ciudad de Porto Velho, en la región de Rondonia. Y 6 estados de la región amazónica de Brasil solicitaron el sábado 24/08 ayuda militar para combatir los incendios que están consumiendo la selva tropical y han causado la indignación de la comunidad internacional debido al papel central que tiene la Amazonia en la lucha contra el calentamiento global. A su vez el ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, justificó este aumento al "tiempo seco, el viento y el calor". Sin embargo, la comunidad científica y las organizaciones ambientalistas dicen que se debe principalmente a la deforestación.

Por aquí pasó el incendio en la selva amazónica talada por madereros y agricultores en Porto Velho, Brasil / 24/08/2019. REUTERS / Ueslei Marcelino
Contenido

Los estados de Pará, Rondônia, Roraima, Tocantíns, Mato Grosso y Acre, 6 de los 9 de la región Amazonia, han solicitado ayuda militar, según una portavoz del despacho presidencial a la agencia Reuters, un día después de que el mandatario Jair Bolsonaro autorizara la intervención del Ejército.

"No todos los incendios están relacionados con la deforestación, pero los satélites indican un aumento sustancial de los fuegos. Son consecuencia básicamente de las políticas del nuevo Gobierno, que incentiva la ocupación ilegal de tierras en la Amazonia y, como consecuencia, los incendios ilegales", explica Paulo Artaxo, profesor de Física de la Universidad de São Paulo (USP).

El experto, que formó parte del Panel Intergubernamental del Cambio Climático de Naciones Unidas, explica que todavía hace falta hacer una comparación más detallada entre las áreas deforestadas y las destruidas por el fuego. Pero los expertos dan por hecho que el aumento de los 2 fenómenos está relacionado.

Según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil, los focos de incendio forestal crecieron +85 % este año, en comparación con 2018, concentrándose más de la mitad en la Amazonia. Solo entre enero y el 22/08/2019 se registraron 76.720 focos. Los mismos satélites que utiliza el INPE indicaron que la deforestación aumentó un 34% en mayo, un 88% en junio y un 212% en julio con respecto a esos mismos meses de 2018.

Jair Bolsonaro criticó al INPE y sus números en un encuentro con corresponsales extranjeros. Y por esto él ha sido criticado en diferentes latitudes demostrando una ignorancia llamativa y una posición enfermiza por la deforestación.

El físico Ricardo Galvão, que dirigía el INPE, contradijo públicamente al Presidente y fue destituido. Desde entonces la Amazonia está en el punto de mira internacional.

El Amazonas es el mayor bosque tropical del mundo y su protección es considerada clave en la lucha contra el cambio climático debido a las enormes cantidades de dióxido de carbono que absorbe.

Según el INPE, la deforestación destruyó en julio 2.254 Km2 de la Amazonia brasileña, un 278 % más que los 596,6 Km2 del mismo mes de 2018.

Brasil tiene 44.000 soldados apostados en la norteña región amazónica que están disponibles para luchar contra los incendios forestales y podría enviar más desde otros lugares del país, dijo el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Raul Botelho.

En una conferencia con periodistas, Botelho y otros funcionarios del Gobierno no dijeron cuántos soldados participarían, facilitando pocos detalles operativos sobre cómo serían utilizados y dónde.

El ministro de Defensa, Fernando Azevedo, dijo que las fuerzas se concentrarían en ciertas áreas, dependiendo de la misión a desarrollar.

El presidente Jair Bolsonaro autorizó el apoyo militar para combatir la cifra récord de incendios que actualmente asola la Amazonia, en respuesta a las críticas internacionales en demanda de una mayor protección de la selva tropical más grande del mundo.

Por ejemplo, en Porto Velho, en el estado de Rondônia, estarían disponibles 2 aviones con capacidad para transportar 12.000 litros de agua mezclados con retardante de fuego, así como una brigada de infantería, patrullas fluviales de refuerzo y la unidad de supervisión amazónica de la oficina local del Ministerio de Defensa, sostuvo.

Recientemente, la NASA difundió una serie de imágenes satelitales en las cuales se puede observar la dimensión de los incendios que hay en esa zona. Se contabilizaron hasta el 14/08, 63.000 puntos calientes, el mayor número de incendios en los últimos 7 años.  

Brasil: Incendios forestales continúan arrasando la selva amazónica

Las principales instituciones del Ministerio del Medio Ambiente son el Ibama (Instituto Brasileño de Medio Ambiente y de Recursos Naturales Renovables), responsable de la fiscalización y preservación de áreas naturales, y el ICMBio (Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad), organismo responsable de la creación de áreas de conservación.

Bolsonaro ha puesto en marcha una serie de cambios que restan competencias a esos organismos que, según denuncian ambientalistas y un inédito frente de 8 exministros, están desmantelando la política ambiental brasileña. 

Muy interesante el debate que propuso el diario Correio Baziliense:

En una entrevista con Correio, los ex ministros de Medio Ambiente, Marina Silva y Carlos Minc, criticaron las políticas ambientales del gobierno de Bolsonaro y dicen que es necesario combatir la deforestación y fortalecer los organismos de supervisión para preservar la región. Marina Silva dice que durante los gobiernos de los ex presidentes Dilma Rousseff y Michel Temer, comenzó una política de desmantelamiento ambiental que se profundizó en el gobierno actual

Marina acusa al presidente Jair Bolsonaro de alentar la deforestación, retirar recursos de Ibama e ICMBio y omitir la acción de tala. Marina cree que es posible reanudar la agenda ambiental junto con entidades científicas, activistas y ex ministros. Ella dijo que ahora irá a la Cámara de Representantes para proponer una agenda ambiental y la creación de un comité especial para abordar el tema. 

Carlos Minc criticó la liberación de pesticidas y dice que el problema ambiental seguirá generando boicots contra productos brasileños y sanciones que podrían conducir a la pérdida de miles de empleos, debido a la negligencia del medio ambiente.

*** "Tenemos una situación que causa tristeza e indignación. Ningún Presidente ha pronunciado un discurso que fomente los delitos ambientales en la Amazonía. Algunos hicieron más, otros hicieron menos por este sector, pero fue la primera vez que un gobierno ha trabajado, en forma de discurso y acción, para estimular lo que está sucediendo ahora, con daños que ya son incalculables para el medio ambiente, para la población local, para intereses comerciales, acuerdos internacionales, diplomacia y para Brasil."

*** "Esto fue irresponsable. Primero, el gobierno señaló que terminaría con lo que llamó "la industria de las multas" (penalizaciones monetarias). Luego vino el debilitamiento de Ibama. La transferencia del Servicio Forestal Brasileño al Ministerio de Agricultura. El presupuesto del ministerio recortado. Son el discurso y la práctica que desmantelaron la gobernanza ambiental." 

*** "Esta es la primera vez que hay un mando de arriba hacia abajo, un discurso político y una acción concreta para alentar estas prácticas. No es casualidad que hayamos alcanzado los 39.000 puntos críticos. Ahora debemos tomar medidas serias, creíbles, técnicas y de gestión para abordar esto."

*** "El discurso del Presidente demostró lo poco preparado que está para manejar tal situación. Se perdió en sus propias palabras."

*** "En mi gestión, teníamos el plan de control de deforestación. Hubo una reducción del 83% en la deforestación en 2012. Luego comenzó a crecer nuevamente. Dilma y Temer estaban desacelerando las políticas. La deforestación cayó durante 10 años, después de lo cual volvió a crecer."

*** "A menudo digo que Dilma agregó cal, Temer aportó la pala, y Bolsonaro ahora ha dado un golpe de gracia contra las políticas de prevención de la deforestación. Estas políticas solo tienen que resucitar."

*** "La mejor manera de garantizar nuestra soberanía es no hacer lo que hicieron. En este momento, en lugar de acusarlo, debe preocuparse por lo que está sucediendo. Toma medidas concretas. Es por eso que yo, con los ex ministros, la SBPC (Sociedad Brasileña para el Avance de la Ciencia) y el Colegio de Abogados de Brasil, presentaré al diputado Rodrigo Maia, en una audiencia el miércoles, la propuesta de una moratoria para todos proyectos ambientales en el Parlamento para demostrar que no estamos coludiendo con el delito menor."

*** "Que se cree un comité especial en el Senado y en la Cámara para escuchar a los expertos en un conjunto de audiencias públicas, expertos, ambientalistas, movimientos sociales, agronegocios, sectores públicos y personas notorias. El Congreso debe hacer esto porque el gobierno no revertirá la situación únicamente sobre la base del discurso. Debemos apegarnos a los intereses de Brasil. El medio ambiente y los agronegocios están pagando un alto precio desde el punto de vista de los acuerdos internacionales y la democracia."

*** "Necesitamos reanudar la creación de unidades de conservación y la demarcación de tierras indígenas."

*** "El presidente Bolsonaro alentó los delitos menores en su discurso y práctica. Ahora tenemos una situación fuera de control. Las quemaduras siempre han existido. El problema es la forma en que están siendo tratados. En tal emergencia, está claro que todos los mecanismos deben ser activados. Pero eso no es lo que resolverá."

*** "Lo harán, por supuesto, porque tienen que llevar a cabo los comandos, como lo establece la Constitución. Pero esto ciertamente no es efectivo, ya que no fue planificado. Tanto es así que solo dio la orden ahora. ¿Por qué no se dio la orden antes? Tiene que emplear miembros de la brigada, el departamento de bomberos y todo lo que tenemos."

*** "Sabíamos que iría hacia atrás, pero no teníamos idea de que sería de ese orden de magnitud. Hace cuatro meses, los ex ministros de medio ambiente nos reunimos y advertimos sobre las consecuencias de Ibama, el agotamiento de ICMbio y la descalificación de Inpe. Advertimos que podría causar deforestación, mayor quema y el aislamiento internacional de Brasil. Todo esto sucedió más rápido y más dramáticamente de lo que imaginamos. Vació mucho a Ibama e ICMBio, retiró los brazos de la inspección, desacreditó a Inpe, porque la agencia dio datos de que no le gustaba el aumento de la deforestación, lo cual es cierto."

Carlos Minc:
 

*** "Cualquier pensamiento independiente en la universidad, la cultura, FioCruz, Ancine, incluso la Policía Federal y el IRS que les disgusta ya está descalificado. Culpar a las ONG es demasiado. Uno se pregunta si los pocos científicos y activistas, biólogos e ingenieros forestales que han estado apoyando a las naciones indígenas durante años e investigando los bosques saldrán por la noche con un cóctel molotov para incendiar el Amazonas. El presidente no puede salir acusando." 
 
*** "La desmoralización de Inpe es inaceptable. En nuestro tiempo, Inpe ha sido fundamental para reducir la deforestación en dos años y también en aspectos positivos, como la moratoria de la soja, el pacto legal de la madera, la zonificación económico-ecológica en la Amazonía. Todo con el apoyo del instituto. Ahora viene el Bolsonaro y Salles y toma director, decir que Inpe no es serio. Inpe es serio, FioCruz es serio, IBGE es serio, lo que no es serio es este gobierno, que está cayendo en descrédito. De hecho, el Amazonas no es de Bolsonaro, ya que Inpe no es de Bolsonaro. Bolsonaro pasará y Amazon, Inpe, FioCruz continuarán."
 
*** "Esto es muy grave, Bolsonaro logró poner fin al Fondo Amazon, creado en mi época en 2008, firmado por Lula. Nos pusimos en contacto con Noruega, que donó R$ 1.000 millones. No tuvieron influencia en los proyectos aprobados por el Comité Directivo del Fondo Amazonas (Cofa). La junta tenía SBPC, recolectores de caucho, gobernadores, ministros y empresarios. No había nadie que representara a los donantes. Nuestro único compromiso fue reducir la deforestación. Hubo 190 proyectos, se crearon 80.000 empleos sostenibles en 10 años."

*** "La situación internacional es preocupante. Tuvimos gran protagonismo. Ahora Brasil se convirtió en la escoria. En mi tiempo, logramos reducir la deforestación en un 50%. Se redujo a la mitad entre 2008 y 2010. Brasil fue el primer país en desarrollo en tener un objetivo para reducir las emisiones, esto fue reconocido internacionalmente. Ahora estamos cuesta abajo. El boicot se acerca. Incluida la política de plaguicidas. Bolsonaro lanzó 248 pesticidas en siete meses, muchos de los cuales están prohibidos en la comunidad europea porque han demostrado ser cancerígenos y mutagénicos. Esto ya ha boicoteado los supermercados en Noruega y Suecia. Ahora viene el boicot a la carne y la soja porque la política brasileña está amenazando el clima. Por supuesto, el Amazonas es nuestro, tenemos soberanía. Pero también está claro que si lo derribamos y lo quemamos, daña la vida de muchos países."