Leído

POTENCIALMENTE MORTAL

Analizan si la cepa H1N1 mutó a CIVmv, que afecta a perros y gatos

Lun, 01/04/2019 - 7:12pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La comunidad científica encendió todas las alarmas al descubrir que durante la pandemia de gripe porcina, la cepa H1N1 también afectó a los perros y gatos, que ya eran impactados por 'el virus de la influenza canina' (cepa H3N3). Un estudio de 10 años sugiere que esas dos cepas de influenza podrían mezclarse y formar una nueva peligrosa, llamada CIVmv.

Contenido

El Dr. Daesub Song (Universidad de Corea, República de Corea) solicitó un monitoreo minucioso sobre los perros y otros animales y alertó: "Hasta ahora, los perros se consideraban huéspedes desatendidos en el campo de la investigación de la gripe. Sin embargo, después del primer informe de transmisión interespecífica, la vigilancia de los virus de la gripe de animales de compañía debería fortalecerse aún más".

Así lo informó el portal especializado phys.org, que detalló que una nueva mutación del virus de la influenza A puede transmitirse de perros y gatos a los humanos.

Según dicho medio, en la década de 2000 se registraron varios casos de virus que cruzan la barrera del huésped. En particular, la gripe aviar H3N2 cruzó a los perros y se convirtió en el virus de la influenza canina (CIV). La investigación del Dr. Song ha encontrado que este CIV H3N2 podría combinarse con el H1N1/2009 y formar un nuevo virus de influenza, llamado CIVmv.

La aparición de nuevas especies de influenza como esta es preocupante. Aquellos infectados no habrán entrado en contacto con un virus como este antes, lo que significa que no tendrían inmunidad contra la enfermedad. Si el virus pudiera transmitirse y propagarse a los seres humanos de animales de compañía, o sea mascotas, podría tener el potencial de propagarse por toda la población de manera extremadamente rápida.

Los investigadores están tratando de desarrollar una vacuna para el virus. Sin embargo, debido al alto nivel de mutaciones, las vacunas son muy difíciles de desarrollar, insiste.

El desarrollo de la susceptibilidad en los gatos es preocupante, ya que muestra que el CIV puede propagarse entre diferentes especies animales. Los investigadores han expresado inquietudes ya que existe la posibilidad de que el virus se vuelva endémico en los animales de compañía. Como los perros y los gatos están en contacto frecuente con los humanos, mucho más frecuentemente que los cerdos o los pollos, el riesgo potencial de que una nueva cepa se desarrolle e infecte a los humanos es aún mayor.

Tal vez, lo más preocupante es que "desde que se identificó por primera vez en Corea del Sur, el CIV se ha extendido a China, Tailandia y Estados Unidos. Se identificó un caso de infección por CIVmv en un perro en 2012 luego de una epidemia de H1N1. El Dr. Song utilizó esta cepa en hurones para determinar si tenía el potencial de propagarse desde los caninos a los humanos. A partir de ahí, podría surgir una nueva cepa de influenza humana".

En este sentido, el Dr. Song detalló: "El CIV preexistente puede recombinarse o reorganizarse con los virus de la influenza humana y dar lugar a nuevos virus que a su vez podrían conducir a pandemias únicas".