Leído

MARSHA

La casa en la que podremos vivir en Marte se puede probar en la Tierra

Jue, 15/08/2019 - 6:40pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El ser humano aún no pisó Marte, pero la NASA ya contrató una empresa que se dedica a diseñar las casas en las que se podría vivir en el econosistema del planeta vecino. AI SpaceFactory ganó medio millón de dólares por su prototipo y también lo adaptó a la Tierra, en una casa que está en Estados Unidos y puede alquilarse por noche.

TERA, la versión terrestre de la casa en Marte
Contenido

Colonizar Marte es uno de los grandes deseos de la humanidad. Si bien es uno de los planetas más "accesibles" para los humanos, su hábitat es por el momento inhóspito para las especies terrestres.

Pero hay una empresa que se dedica a diseñar un hogar en el que se pueda subsistir en Marte, la NASA le pagó a AI SpaceFactory medio millón de dólares por su prototipo de la casa "marciana", a la que llamaron "MARSHA". Luego del gran éxito diseñaron TERA, una visión para la Tierra.

Los creadores de MARSHA tuvieron que enfrentar muchos obstáculos mientras diseñaban la casa de Marte. Por ejemplo,  llevar materiales como el hormigón o el acero desde la Tierra a Marte para construir casas es realmente insostenible por la dificultad que supone transportarlo hasta ahí. La única solución es utilizar materiales obtenidos de Marte.

MARSHA en Marte

Por lo tanto, el diseño está hecho teniendo en cuenta los materiales que se consiguen en el planeta. La idea de la empresa (y también de las agencias espaciales) es enviar primero una serie de máquinas que sean capaces de allanar el terreno para la llegada de los humanos. Entre las tareas designadas a estas máquinas también está la de obtener materiales en bruto y procesarlos.

La empresa ha investigado y desarrollado un compuesto de fibra de basalto (que se puede extraer de las rocas de Marte) y bioplástico renovable (ácido poliláctico) obtenido de plantas que se pueden cultivar en Marte. Con esto se puede obtener un material fuerte, renovable, estable químicamente y aislante a temperaturas extremas. Además, debido a que se utiliza plástico con un bajo peso atómico, es efectivo para ionizar la radiación cósmica.

El interior de MARSHA

Hasta su forma tiene que ver con una cuestión práctica: recuerda en cierto sentido a un huevo, una de las formas más resistentes que tenemos descubiertas por la naturaleza junto a los hexágonos al construir estructuras en bloque. Además, MARSHA utiliza un aislamiento doble en las paredes de la casa para aislar del exterior a sus integrantes.

Por supuesto, las comodidades de los habitantes no son un tema menor. La casa tendría cuatro pisos, conectados por una claraboya en la parte superior que ilumina el interior en todos los niveles. Además, una escalera caracol para moverse entre ellos. 

La luz es importante: cada nivel tiene al menos una ventana y cada una apunta a una dirección distinta. Además, tanto las ventanas como la claraboya pueden cerrarse para lograr un interior oscuro.

Maqueta de MARSHA

Como aún faltan varios años hasta que un humano se vaya a vivir a Marte, la empresa trabaja en un diseño aplicado a la Tierra: TERA. Tiene más ventanas y un diseño más orgánico. Se construye con un compuesto de basalto de biopolímero impreso en 3D, un material que se ha desarrollado a partir de cultivos de maíz y caña de azúcar: más fuerte y más duradero que el hormigón, pero reciclable.

Maquetas de MARSHA y TERA

Para construir las casas TERA no hay que esperar a llegar a Marte, así que la empresa se ha puesto manos a la obra. En los bosques del norte de Nueva York, cerca del río Hudson, encontramos la primera casa TERA. En ella la empresa experimenta con nuevas innovaciones para añadir a MARSHA y a la vez permite a cualquiera alquilarla por días para comprobar cómo sería vivir en Marte, más o menos.

Sin embargo, TERA tiene solo dos pisos y no está tan aislada como MASHA, tiene más ventanas. Cuenta con áreas comunes en la planta baja como pueden ser el salón, la cocina o el baño. En el segundo piso encontramos las habitaciones y es posible mover los muebles para adaptar la estancia a cada momento del día.

TERA y MARSHA

A partir del año que viene se podrá alquilar a TERA por una noche. Con el dinero obtenido se espera seguir financiando el desarrollo de MARSHA, pero también se quiere generar una alternativa sustentable de vida en la Tierra.