Los trucos sucios de las madres bonobo para conseguir nietos

Leído

APAREAMIENTO

Los trucos sucios de las madres bonobo para conseguir nietos

Lun, 20/05/2019 - 2:55pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Ellas hacen de chaperonas de sus hijos y vigilan el área cuando se están apareando, atacando a machos que potencialmente podrían molestarlos. A veces, incluso pueden arrastrar a un macho (que no es hijo suyo) que está apareándose con una hembra fértil, para aumentar las chances de éxito de su propio hijo bonobo.

Contenido

Las madres bonobo tienen un rol preponderante en el apareamiento de sus hijos (machos), encontró un estudio publicado en la revista Current Biology.

Desde facilitarles a través de su posición social el almuerzo en los mejores árboles -donde tiene lugar mucho apareamiento- hasta protegerlos cuando están copulando atacando a posibles competidores, las madres bonobo están altamente involucradas en el apareamiento de sus hijos.

Y el análisis encontró que su esfuerzo es recompensado: los machos de las especies que viven con sus madres tienen 3 veces más chances de ser padres que los machos de las especies en las que las madres están ausentes.

"Queríamos ver si el comportamiento de las madres cambia las chances de éxito del hijo, y así es. Las madres tienen una fuerte influencia en la cantidad de nietos que tienen", explicó el primatólogo Martin Surbeck del Instituto Max Planck para la Antropología Evolucionaria, en Leipzig.

Junto a otros colegas, Surbeck observó poblaciones de bonobos en la República Democrática del Congo y chimpancés salvajes en Tanzania, Uganda y Costa de Marfil.

En las sociedades de chimpancés, los machos son dominantes, por lo que las madres tienen poca influencia.

En las sociedades de bonobos, explica el diario The Guardian, los rangos más bajos tienden a tener un equilibrio de género, pero los rangos más altos son dominados por las hembras.

Muchas madres tienen influencia social y hacen de chaperonas de los hijos, asegurándose de que tengan chances de aparearse con hembras fértiles.

"Las madres suelen ser un pasaporte social para sus hijos", dijo Surbeck.

Cuando finalmente consiguen que sus hijos estén apareándose, las madres bonobo se dedican a custodiar la zona para protegerlos de otros machos. A veces, otros machos intentan "apurar" a la pareja -una táctica conocida-. Entonces la madre bonobo bloquea el intento atacando al inmiscuido.

En algunas ocasiones, inclusive, las madres bonobo arrastran a los machos que se están apareando (que no son sus hijos) lejos de la hembra.

"Una vez vi a una madre sacando a un macho tirándole de la pierna", aseguró Surbeck. "Esto no aumenta necesariamente las chances de éxito de su hijo, pero muestra que están realmente involucradas en todo el asunto."

Los bonobo machos que tienen una madre de alto rango social, corren con ventaja. Por ejemplo, se les permite almorzar en los mejores árboles. "Se ve mucha copulación cuando están en estos árboles", notó Surbeck.

En cuanto a las hijas (hembras), los investigadores no hallaron evidencia alguna de que las madres bonobo las ayudaran a aparearse. Pero a diferencia de los machos, que suelen quedarse, las hembras tienden a irse del grupo a formar sus propias familias en otro lado.

Al esforzarse por conseguir que sus hijos se apareen, explica Surbeck, las madres bonobo procuran asegurarse la transmisión de sus genes sin tener que tener más hijos ellas mismas.