Leído

ESTUDIO SOBRE MUJERES

Dormir con la tele prendida contribuye al aumento de peso

Mar, 11/06/2019 - 9:58am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

De acuerdo a una investigación sobre 44.000 mujeres que duermen con distintos niveles de exposición a la luz artificial, aquellas que lo hacen con el televisor o una luz prendida en el cuarto tienen un 17% más de chances de haber aumentado 5 kilos o más durante el período que duró el estudio.

Dormir con la tele prendida, muy desaconsejado.
Contenido

De acuerdo a un estudio publicado en el Journal of American Medical Association (JAMA) Internal Medicina, las mujeres que duermen con la televisión prendida tienen mayores chances de subir de peso.

El estudio rastreó los hábitos de 44.000 mujeres estadounidenses en un momento de sus vidas y 5 años después.

Las mujeres fueron clasificadas de acuerdo a su nivel de exposición a la luz artificial durante la noche, proveniente desde distintas fuentes, desde pequeñas lamparillas o  relojes despertador, hasta luces provenientes de la calle, televisores o veladores, explica la agencia AFP.

Uno de los hallazgos clave fue que las mujeres que duermen con un televisor o luz prendida en el cuarto tienen un 17% más de chances de haber aumentado 5 kilos o más durante el período que duró el estudio.

La correlación se mantuvo fuerte aún teniendo en cuenta otros factores que podrían intervenir tales como la duración del sueño, la dieta y la actividad física.

Los autores, sin embargo, advirtieron que no es suficiente para delinear un vínculo de causa y efecto, pero que sus hallazgos aportan a una gran cantidad de evidencia que sugiere que es muy conveniente dormir en un cuarto oscuro.

La alta exposición a la luz puede también "reflejar una constelación de medidas de desventaja socioeconómica y estilos de vida poco sanos, los cuales todos podrían estar contribuyendo a la ganancia de peso y la obesidad", explicaron.

La luz, apuntan, podría estar suprimiendo la producción de melatonina, causando entonces una disrupción en el ritmo circadiano y los patrones alimenticios.