diácono Guillermo Luquin

El diácono asesinado en Temperley. Foto: web

Crimen del diácono: "Me metió el dedo en la cola", dijo uno de los detenidos

Contenido

Uno de los dos detenidos por el crimen del diácono Guillermo Luquín en Temperley grabó antes de entregarse a la Policía un video en el que confesó que mataron al religioso para defenderse de un ataque sexual y denunció que éste lo acosaba desde que tenía 15 años.

Se trata de Roberto Javier Céspedes (19), uno de los dos detenidos, quien dio una versión en la que se coloca junto a su novio Leonel Iván Martínez (20) -también detenido- como víctimas que actuaron en legítima defensa.