Día D: Cuenta regresiva para el Plan Primavera 2

Leído

DÓLAR Y PRECIOS CUIDADOS

Día D: Cuenta regresiva para el Plan Primavera 2

Mie, 17/04/2019 - 12:38pm
Enviado en:
0 comentarios

Desde este miércoles 17/04, ya serán 2 los indicadores para pulsar el día a día de las gobernabilidad de Cambiemos hasta los comicios definitorios: a la pizarra del dólar se le agrega la evolución de la nómina de los precios cuidados de la canasta básica del anuncio presidencial que se verificará en los supermercados y mayoristas. Antes de debutar, la industria acomodó los valores de los productos de heladera y alacena hasta 16% y trascendió que estima un 5% mensual. En el momento en que rebalsen el límite oficial o falten en las góndolas sonará la chicharra. ¿Y? Mauricio Macri hablará de reformar la setentista Ley de Lealtad Comercial, pero también están disponibles la contemporánea de Desabastecimiento, la de Defensa de la Competencia, del Consumidor. Al disfraz K de administrador de precios le faltaría un férreo cancerbero, tal como supo ser Guillermo Moreno. El secretario de Comercio macrista, Ignacio Werner, no da con ese perfil rudo. Del lado cambiario, las subastas de U$60 millones que se iniciaron para abastecer al mercado de dólares del FMI no encajan en la vertiginosa montaña rusa cotidiana, de corto recorrido pero pronunciados ascensos y picadas que van marcando tendencia al andar.

Portada del diario Ámbito Financiero al anunciar el Plan Primavera, de agosto de 1986: Había que llegar a las elecciones de 1989.
Contenido

El Plan Primavera fue un plan económico que intentó estabilizar la economía argentina en agosto de 1988, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, y evitar el estallido hiperinflacionario. 2019 es diferente, declaran algunos defensores del presidente Mauricio Macri.

Depende para qué cuestiones. La historia argentina persiste en peligrosas regresiones.

Pruebas al canto: existe, desde junio de 1974, una legislación que que sanciona el Desabastecimiento, cuyo número sale de memoria: la 20.680. Tuvo la rara virtud de transitar por gobiernos militares y democráticos de distinto signo, fue muchas veces blandida contra aggiotistas y especuladores, pero no se recuerda que alguno haya terminado preso. 

Mauricio Macri heredó del kirchnerismo los Precios Cuidados y en los casi 3 años y medio que lleva de gestión no sólo no se atrevió a desterrar del todo el programa, sino que ahora, con el IPC (Índice de Precios al Consumidor) galopando al 4% mensual, decidió redoblar la apuesta.

Inclusive él desempolva otra antigua legislación de los años '70, la N°22.802 de Lealtad Comercial, y amenaza reformarla para "proteger a las pymes" y regular la competencia desleal en el comercio, de acuerdo con un anticipo del diario Clarín. 

Instrumentos complementarios sobran: Defensa de la Competencia, Defensa del Consumidor…

La artillería represiva es tomada más o menos en serio conforme a quiénes estén del otro lado del mostrador. 

A un secretario de Comercio de las características de Guillermo Moreno, que desde las 6:00 de la mañana estaba colgado en el teléfono mortificando a somnolientos directivos de empresas para que cumplieran las normas y no precisamente con buenos modales, difícilmente las industrias alimenticias formadoras de precios se hubieran atrevido un día antes de un anuncio investido de tanta trascendencia  como la que le asigna el gobierno nacional al paquete de mañana miércoles 17-06, a remarcar la mercadería que entrega a las cadenas comerciales, tal como publicó BAE Negocios.

En el listado proporcionado a supermercados y mayoristas por Molinos, aparecen aumentos del 9% en sus yerbas Nobleza Gaucha y Cruz Malta; y del 5% en el aceite Cocinero.

La Paulina no se quedó atrás y confirmó una suba de los lácteos de entre el 5% y 6%, en tanto que la sal Dos Anclas sube hasta un 16% y el arroz Carogran, que envasa para las marcas propias de supermercados, ha sido incrementado 12%.

Aunque las leyes sean las mismas, una cosa es tener iracundo a Guillermo Moreno y otra es saber que esa silla la ocupaba un colega supermercadista como Miguel Braun, quien acompañaba a Francisco Pancho Cabrera desde la Secretaría de Comercio hasta que lo desplazaron a la Secretaría de Política Económica dependiente de la Jefatura de Gabinete, y desde que Dante Sica es ministro, fue sucedido por Ignacio Werner, quien tampoco tiene cara de niño malo.

Macri se metió en camisa de once varas al pretender administrar precios de la canasta básica para bajar la inflación que sus propios precios regulados estuvieron poniendo en órbita.

Ahora, la economía de circunstancia de Cambiemos se sintetiza en el seguimiento de 2 pizarras, una diaria y la otra mensual: la cambiaria y el IPC, que se retroalimentan.

En los papeles, dólar y precios cuidados deberían garantizar pax electoral, la carta de triunfo a la que apuesta Macri para convertirse en el menos peor de ambos que polarizan el comicio nacional en ciernes: CFK y él.

Los laboratorios suman y restan la disponibilidad de divisas, compuesta por el desembolso del stand-by del FMI y los agrodólares, por un lado, y la comparan con la dolarización de las carteras, por el otro, para llegar a una secuencia fotográfica del día a día que le daría como para transitar primarias, generales y balotaje sin sobresaltos. 

El análisis que hacen de la demanda los economistas de los Research bancarios, tal como la analista del BBVA Francés, Gloria Sorensen, sitúan el potencial dolarizable en plazos fijos en US$ 8.500 millones, que llegarían a US$ 20.000 a US$ 22.000 millones si se les suman las Letras del Tesoro en pesos, y US$ 27.000 M si se le agrega la remisión de utilidades, es decir un promedio mensual de US$3.375 millones, equivalente a US$112 millones diarios.

Subastas para 160 ruedas

Los US$ 9.600 millones que el FMI afectó a tranquilizar a los mercados alcanzaría para reforzar la oferta durante 160 ruedas, hasta diciembre inclusive. 

Entre los US$ 60 millones diarios que licitará en cuotas el Tesoro y el saldo que dejará la balanza de bienes y servicios, el potencial de oferta de divisas sería de apenas US$ 16.100 millones.


"La ley se promulgó en el 2016 pero no entró en vigencia hasta que en conjunto con el sector se trabajó en un decreto reglamentario que se dictó a mediados del 2018. En este se estipula un plazo de 180 días hábiles para que los prestadores puedan completar los requisitos exigidos por la normativa. Al día de la fecha hay varias empresas que dieron inicio al trámite para la inscripción en el registro", dijo un amigo de la Gran Grieta.

Es una cuenta de almacenero que equivale a decir que el equilibrio del mercado dependerá de las renovaciones que se hagan de los vencimientos de las colocaciones. Por ejemplo, en la 2da jornada de subastas de US$60 millones realizada por el Tesoro con dinero del FMI, cuando el pago de la renta de los bonos BOTE generó una liquidez que hizo rebotar en alza al dólar y situarlo por encima de los $43.

Por eso, las tasas quedaron prisioneras del arbitraje cambiario y por las Leliq andan en torno de 66,85%. Cualquier baja no digerida, automáticamente se convierte en demanda cambiaria.

De ahí que en la última jornada ni las licitaciones ni la liquidación de los exportadores hayan podido contra la corriente exterior de fortalecimiento del dólar en América Latina, ni con la emisión por los BOTE`s.  

Por jornada, la plaza cambiaria mueve desde US$500 millones a US$ 1.000 millones, y ahora con las subastas se fue a poco más de US$700.000 millones, lo cual estrecha los márgenes del minuto a minuto. 

Si bien la intervención cambiaria se concreta entre $39,73 de piso y $51.41 de techo, en el medio la cotización puede serruchar con montos relativamente pequeños y así se crea tendencia. 

Además, los operadores reclaman al gobierno flexibilizar los máximos diarios asignados para contener fluctuaciones excepcionales que sobresalgan de las bandas. 

El contexto, aún en esta Argentina de gobierno promercado, está delimitado por los inversores que desde el primer día de asumido desconfían y se siguen llevando los capitales a exterior. 

La fuga entre 2016 y 2018 llegó a US$ 59.329 millones, con un récord el año pasado de US$27.230 millones entre la potencial salida de divisas, vía fuga y remisión de utilidades, y una sangría estimada para éste de US$26.100 millones.

El riesgo país pelotea por encima de los 700 puntos.

Los economistas Mariano Barrera y Leandro Bona calcularon que a CFK, hasta 2015, se le habían escurrido por la frontera, a pesar de todos los cepos, US$101.932 millones. A los que, en 3 años, Macri sumaba otros US$61.377. Al cabo del mandato se convertirán en US$87.477 millones.