Leído

SOBREVIVIR NO ES SENCILLO

Tesla, Alphabet y WLTP, motores de la fusión Fiat / Renault

Lun, 27/05/2019 - 12:04pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Hay que inyectar mucho dinero. Muchísimo. Vienen tiempos de cambios estructurales en la industria aumtomotriz. Por un lado, la informática, que convirtió a los vehículos en terminales digitales. Por otra parte, la energía eléctrica, acelerada por el precio del combustible. El cambio de paradigma conlleva la creación de grandes conglomerados para asegurar mercados y dinero. Fiat ya se había fusionado con Chrysler, gracias al fallecido Sergio Marchionne. Y Renault avanzó con Nissan y Mitsubishi gracias al complicado judicialmente Carlos Ghosn. Ahora, sin ellos, se intenta un acuerdo entre Fiat y Renault, acerca del que está por manifestarse el Consejo de Dirección de la francesa. En el pasado fracasaron 2 intentos de fusionar Fiat y la también francesa Peugeot.

Contenido

La nueva regulación para las emisiones WLTP ha puesto en un serio aprieto a los fabricantes de automóviles europeos, por la inversión que supone y los problemas de producción que ha generado. 

El sector también se encuentra presionado por el cambio tecnológico. Los reguladores empujan a los fabricantes de automóviles a desarrollar vehículos eléctricos para reducir las emisiones. El objetivo de la Unión Europea es cumplir con su plan de emisiones de cara a 2025.

También se han visto obligados a inventir cientos de millones en tecnología de auto conducción o arriesgarse a quedarse atrás por parte de competidores como Alphabet (el dueño de Google) y Tesla.

FCA ya ha negociado con Renault la opción de compartir plataformas y mantuvo conversaciones similares con PSA -el dueño de Peugeot- en Francia.

En ese contexto, Renault ha recibido una propuesta de FCA (Fiat Chrysler Automobile) para una fusión, no vinculante, en la que propone una fusión al 50%.

Gran estreno del CEO nuevo de FCA, Mike Manley, pero también del de Renault, Thierry Bolloré.

En el inicio, quedaría fuera de la integración la triple alianza que mantiene Renault con Nissan y Mitsubishi, tras el escándalo de los japoneses contra Carlos Ghosn, quien era presidente de la alianza franco-japonesa.

De la fusión se encargará una sociedad con sede en Holanda. El consejo de administración tendrá 11 miembros, mayoría de independientes, igual número de asientos para Fiat y Renault, y un representante de Nissan.

Si en el futuro Nissan y Mitsubishi se integraran en el futuro grupo, la compañía resultante alcanzaría una cifra de fabricación de 15 millones de vehículos al año por delante de los 10 millones de Volkswagen y Toyota.

Por ahora, Renault-Fiat se colocarían por delante de la coreana Hyundai Motor, que controla Kia, y de la estadounidense General Motors, pero por detrás de Volkswagen, que controla Porsche, Audi y Seat (10,6 millones d evehículos); y Toyota (10,59 millones).

Fiat le daría a Renault acceso al mercado estadounidense, mientras Renault le concedería a Fiat mejorar su distribución en Rusia, el mercado más grande N°2 del fabricante francés con su unidad Avtovaz.

La unión sería al 50% de la propiedad cada uno, con una "fuerte presencia en regiones y segmentos claves y una cobertura completa del mercado, desde el lujo al segmento del gran público", según destaca FCA. Y podría afrontar el futuro "con un fuerte posicionamiento en nuevas tecnologías, como los vehículos eléctricos y autónomos". 

Según Financial Times, John Elkann, presidente de Exor, el vehículo inversor de la familia Agnelli, probablemente asumirá la presidencia de la compañía combinada, mientras que el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, ocuparía el puesto de CEO.

Ambas empresas tenían un valor de mercado conjunto de 33.000 millones de euros antes de que se anunciara el plan de fusión, según Bloomberg.

Renault está dispuesto a “estudiar con interés” la propuesta de fusión con Fiat Chrysler Automobiles (FCA). 

La noticia ha provocado grandes expectativas en el mercado automovilístico. La oferta estima que ambas compañías se ahorrarían conjuntamente 5.000 millones de euros anuales con las sinergias generadas por la operación. 

Fiat ha llegado a subir un 19% y Renault un 16%. De salir adelante la operación nacería el tercer fabricante de automóviles del mundo.

Se podrán potenciar marcas como Renault, Dacia, Nissan, Mitsubishi, Alfa Romeo, Fiat, Lancia o Masserati.

El grupo resultante cotizará en Milán, París y Nueva York. 

ara equilibrar en precio los títulos de ambas corporaciones, FCA repartirá 2.500 millones de euros de dividendos entre sus accionistas. La acción de FCA se ha valorado en 11,46 euros (hoy cotiza a 12,86 euros). En el canje, se ajustará a la baja una vez repartido un dividendo de 1,6 euros por título.