Leído

ECUADOR

Desisten de un juicio contra Chevron

Jue, 11/07/2019 - 6:47pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Todas las demandas presentadas contra la petrolera por la sentencia fraudulenta en su contra en Ecuador fracasaron. Están pendientes dos expedientes de la empresa contra la República del Ecuador por daños y otra contra el principal abogado de los demandantes por corrupción.

Contenido

Luego del rechazo de sus demandas en los tribunales de Argentina, Brasil, Estados Unidos y Gibraltar y de un dictamen adverso de la Corte Internacional de La Haya, los demandantes ecuatorianos que reclamaban la ejecución de una sentencia fraudulenta de la justicia de Ecuador por US$ 9.500 millones contra Chevron Corporation, desistieron de la demanda que impulsaba en Canadá y aceptaron el pago de los costos de la petrolera en ese proceso.
 
Chevron. por su parte, solicitó la extinción del juicio iniciado por los demandantes en Canadá y fue rechazado en primera instancia, argumentando que su continuación, constituiría un abuso del proceso, un desperdicio de los recursos judiciales de ese país y una violación del derecho internacional, lo cual no fue objetado por la otra parte.
 
De este modo, todas las demandas presentadas hasta la fecha contra Chevron fracasaron y los principales procesos legales pendientes son dos solicitudes de Chevron, una contra la República del Ecuador y otra contra el abogado principal de los demandantes.
 
La primera es un arbitraje contra la República del Ecuador presentado ante la Corte Internacional de La Haya, que ya determinó que ésta violó sus obligaciones bajo el derecho internacional al dictar la sentencia corrupta por US$ 9.500 millones en contra de la petrolera, cuyo fin es que se haga cargo de los daños ocasionados, incluidos los costos en los que Chevron incurrió para exponer el fraude perpetrado en su contra y presentar su defensa. 
 
La segunda es un procesos por desacato judicial presentado en una corte federal de Nueva York, contra Steven Donziger, un abogado norteamericano que tuvo un rol protagónico en los fallidos esfuerzos para ejecutar la fraudulenta sentencia ecuatoriana, quien ya fue suspendido en el ejercicio de su profesión de abogado por violar la Ley Federal contra la Extorsión Criminal y Organizaciones Corruptas  (RICO, por sus siglas en inglés) al incurrir en múltiples actos de extorsión, lavado de dinero, fraude electrónico, manipulación de testigos, soborno y obstrucción a la justicia.