Leído

FUSIÓN FRUSTRADA POR AHORA

Fiat Chrysler no quiere aumentar su riesgo europeo

Dom, 24/03/2019 - 7:29pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

No es la primera vez que circula la versión de una fusión entre Fiat y PSA. En Urgente24 se publicó en 2008 que había negociaciones. En el pasado hubo una buena relación entre las familias fundadoras que permitió la experiencia Sevel para algunos segmentos de negocios en Europa y que Franco Macri replicó durante cierto tiempo en la Argentina. Pero desde la fusión con Chrysler (uno de los aportes de Sergio Marchionne, el CEO que rescató a Fiat), todo ha cambiado aún cuando se hable de crear un gigante de US$ 45.000 millones.

John Elkan, presidente de Fiat Chrysler y heredero de los Agnelli.
Contenido

El fabricante PSA Group de Peugeot se acercó a Fiat Chrysler Automobiles a principios de 2019 para conversar acerca de una fusión, según personas familiarizadas con el tema, evaluándose formar un gigante de la industria de US$ 45.000 millones que reposicionaría los negocios básicamente de PSA en USA y Europa.

Pero Fiat Chrysler rechazó la posibilidad, tal como en el pasado lo había hecho el fabricante de automóviles francés, según estas personas. Esos enfoques no han sido revelados previamente.

Fiat Chrysler ha dicho durante años que está abierto a un gran acuerdo con otro fabricante de automóviles si se ajustara a los objetivos de la empresa. Sin embargo, los ejecutivos se han mostrado reacios a un acuerdo con Peugeot porque aumentaría la exposición ya grande del fabricante italiano-estadounidense al mercado de Europa, que es una plaza madura, con escasa posibilidades de aumentar su parque automotor, según personas familiarizadas con el asunto.

La familia controladora de la compañía, Agnelli, también se opone a una combinación con Peugeot porque podría ocurrir una gran proporción fancesa sobre un Consejo de Administración que hoy día lo tienen bajo control. 

Según un informante del The Wall Street Journal, Peugeot ha manifestado ya su interés en encontrar un socio, pero probablemente necesitaría financiar cualquier acuerdo con acciones para mantener su deuda bajo control. El fabricante de automóviles francés aún está resolviendo su adquisición en 2017 de Opel y Vauxhal, el negocio europeo de General Motors Co.

La consolidación de la industria automotriz es un tema perenne, con una multitud de marcas que luchan furiosamente por los clientes, especialmente en los mercados maduros. Los fabricantes de automóviles también están bajo una intensa presión para innovar con vehículos eléctricos y tecnología de auto conducción, lo que obliga a la colaboración entre rivales tradicionales a compartir la carga de inversión.

Sergio Marchionne, el antiguo CEO de Fiat Chrysler, quien murió repentinamente en 2018, fue un gran defensor de los acuerdos, sin ocultar el deseo de fusionar su compañía con GM.

Un portavoz de Peugeot se negó a comentar específicamente sobre cualquier acercamiento a Fiat Chrysler. Dijo que las dos compañías tienen una empresa conjunta para fabricar vehículos comerciales, por lo que los ejecutivos están hablando todo el tiempo sobre las colaboraciones.

Un portavoz del holding de la familia Agnelli declinó hacer comentarios.

El Consejo de Administración de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) ha aprobado la distribución de un dividendo entre sus accionistas de 0,65 euro por cada acción ordinaria, según informó la empresa, y el importe total de esta operación rondará los 1.000 millones de euros.

Desde la compañía que preside Mike Manley explicaron que la distribución de beneficios tiene que ser aprobada durante la junta anual de accionistas, que está previsto que tenga lugar el 12/04.

El reparto de beneficio de Fiat Chrysler se enmarca en la evolución positiva que registraron los resultados de la compañía, que contabilizó un beneficio neto de 3.632 millones de euros en el conjunto de 2018, lo que se traduce en una subida del 3% respecto a los 3.510 millones de euros contabilizados en el año precedente.

Es evidente que su situación es diferente a PSA.