Las empresas se relajan: ahora el traje y la corbata son voluntarios

Leído

GOLDMAN SACHS

Las empresas se relajan: ahora el traje y la corbata son voluntarios

Mié, 06/03/2019 - 18:38
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El banco de inversión de Wall Street, Goldman Sachs, envió un comunicado permitiendo a sus empleados elegir si desean o no usar traje y corbata para ir a trabajar en la empresa.

Contenido

Tras 150 años de tradición en donde los trajes eran hechos a medida para los trabajadores del banco de inversión estadounidense Goldman Sachs, se decidió desde la empresa dejar que los empleados vistan de forma más casual.

Esta decisión no viene de la nada. Goldman Sachs tiene un nuevo jefe desde hace 3 meses. Su nombre es David Solomon y es conocido en el mundo de la música electrónica como DJ D-Sol. 

David Solomon-DJ D-Sol
David Solomon-DJ D-Sol

Solomon no tiene problemas en no vestir traje, y ostenta relajado sus camisas sin corbata. Se publicó una misiva interna en la que se anunciaba “El cambio en la naturaleza del lugar de trabajo favorece generalmente un ambiente más casual”, alegando que ir siempre de traje a trabajar no te hace mejor empleado.

El cambio responde también a una necesidad. Las grandes firmas de Wall Street compiten desde hace años por hacerse con el nuevo talento que llega al mercado laboral. Solomon, que empezó sirviendo helados en un Baskin Robbins antes de ponerse a negociar bonos en la extinguida Bear Stearns, conoce los gustos y las tendencias de las nuevas generaciones, y es muy sensible a cuestiones como la igualdad. 

La moda de usar traje sin corbata ya viene hace rato y en Hollywood es furor con el nombre "Air Tie" (corbata de aire). 1 de cada 3 empleados de la firma es millennial o de la generación Z y su visión es totalmente diferente a la que se tenía hace 10 años atrás, que encaja más con el tipo de vestimenta "casual" que plantean para esta nueva etapa del banco.

“Cada uno de nosotros sabe qué es y qué no es apropiado”, se limita a señalar el comunicado con las nuevas normas de vestimenta. “Confiamos en su buen juicio”. 

La medida, como indicó un empleado del banco a El País, tiene sentido para los que no interactúan a diario con los clientes. De hecho, la nota recuerda los empleados deben vestirse de una manera “consistente” con las expectativas de los clientes: ahí, el buen juicio cambia.