Leído

VOLKSWAGEN

Vuelve el Dieselgate en Europa

Jue, 22/08/2019 - 7:49pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Al parecer la actualización del software que teóricamente corregía la manipulación de emisiones tenía a su vez integrado otro sistema de manipulación que solo funcionaba cuando la temperatura era de entre 10 y 32 ºC y cuando la altitud era inferior a 1.000 metros.

Contenido

El escándalo que Volkswagen vivió en 2015 con el caso popularmente conocido como Dieselgate no cerró completamente.

Un tribunal de Düsseldorf en Alemania declaró que la actualización software que teóricamente corregía la manipulación de emisiones tenía a su vez integrado otro sistema de manipulación que solo funcionaba cuando la temperatura era de entre 10 y 32 ºC y cuando la altitud era inferior a 1.000 metros.

Este descubrimiento -hubo más investigaciones recientes- podría hacer que VW enfrente cientos de miles de demandas de propietarios de vehículos que teóricamente ya no tenían problemas tras la actualización software.

La demanda proviene de un particular, pero las conclusiones plantean una investigación mucho más amplia que podría poner en problemas a Volkswagen de nuevo.

La investigación llevada a cabo por el tribunal de Düsseldorf partió de la demanda de un propietario particular, que tras comprar un VW Tiguan 2.0 TDI de segunda mano en febrero de 2016 pensando que dicho coche no estaba afectado por el Dieselgate.

Según la demanda, el vehículo no tenía una aprobación de tipo CE válida y el cliente se queja de que, ni en la información de los documentos de venta, ni en las pantallas de la tienda del concesionario se informaba que el vehículo estuvo afectado por el caso Dieselgate y se había instalado el software de actualización.

El software de actualización tenía dos modos de funcionamiento: el "Modo 1" del banco de pruebas que se realizó con motivo de la demanda indicaba una "alta tasa de recirculación de gases de escape" y una emisión baja de óxidos de nitrógeno. En el "Modo 0" sí se reducía la recirculación de los gases de escape. Según la investigación, el vehículo solo funcionaba en Modo 1.

Para el demandante el concesionario le vendió un vehículo que no cumplía con la norma Euro 5 y eso llevaría a "una pérdida financiera, ya que el vehículo valdría menos que un otro sin tales deficiencias".

La sentencia -en apelación- fue favorable al demandante y obliga a pagar a Volkswagen daños y perjuicios pero, sobre todo, abre la puerta a una investigación mucho mayor que plantea efectivamente que la actualización software de Volkswagen no se activa en todo tipo de condiciones.

Según esa investigación de la corte judicial de Düsseldorf, la actualización del software que apareció tras el escándalo Dieselgate tenía como objetivo controlar de forma apropiada las emisiones de los vehículos afectados.

Sin embargo, resulta que el sistema de limpieza de gases del tubo de escape solo funciona si la temperatura ambiente está en un rango que va desde los 10 a los 32 grados centígrados.

Si no se cumple esa condición el sistema de limpieza no se activa, y los vehículos con esa actualización del software siguen contaminando tanto como lo hacían anteriormente.

La misma investigación indica también que ese sistema tampoco funciona cuando el coche se usa a altitudes superiores a 1.000 metros.